De acuerdo, manda el IBEX… ¿Pero quién manda en el IBEX?

La agenda oculta de la investidura se juega en las tres galaxias de poder que dominan hoy el índice bursátil: el PP en funciones, La Caixa y el fondo estadounidense Blackrock
D
C
cms-image-000005658

José María Aznar

>Vicente Aleixandre nos advertía: “No confundáis sus plumas, sus alisadas plumas, con el torso de una paloma. No penséis en el pujante acero del águila. Por el cielo las garras poderosas detienen el sol”. Hoy se acercan viejos fantasmas restauradores, maquilladores de la élite dirigente en diferentes periodos de la historia de España, aún activos gracias a los partidos emergentes y su necesidad de acercarse a su par ideológico. El empate técnico que dibujó el 20D y la consiguiente necesidad de generar alianzas ha hecho que todos participen en un juego de limpieza semántica del otro, de redefinición de los límites amigo-enemigo, reemplazando la crítica estructural del adversario (como expresión de unos intereses, como partido de clase, definido por una trayectoria histórica), por categorías líquidas político-partidarias (los partidos son sus líderes y sus votantes y, por tanto, susceptibles de cambios) Esto refleja el predominio de una forma cinematográfica y épica de leer las negociaciones y sus aristas (Pablo el villano, Pedro el inocente, Rajoy el inconsciente), propia de series como Juego de tronos o House of cards. Como consecuencia, el conflicto político queda circunscrito a una pugna parlamentaria entre líderes, evitando ver su origen más allá de esta.

L
Como herramienta pedagógica, quizá sería bueno rescatar la serie televisiva producida por Martin Scorsese, Boardwalk Empire,para interpretar la situación actual. En ella se retrata la vida del tesorero de la próspera Atlantic City (Steve Buscemi) a inicios del siglo XX, un cargo público (menor) dedicado a gestionar las arcas de la ciudad. No obstante, detrás de su pretendida función, se manifiesta su rol como articulador de los negocios de la urbe. Como tal, recibe una renta de los negocios del lugar, promociona a aquellos que le han apoyado durante la campaña electoral, y hunde a aquellos que osan enfrentarse a él. Su posición viene facilitada por un hecho: él construyó aquel lugar y fue quien puso a cada uno de los que ocupan un puesto de importancia. Sin embargo, su poder se tuerce con la aprobación de la ley seca y la entrada de nuevos competidores.
M

Es la política vista desde el conflicto entre clases pudientes, y las transformaciones sociales que originaron dicho conflicto.

Siguiendo esta lectura, la política en España parece rodar hoy por similares derroteros. La corrupción estructural y las tres crisis sistémicas (del régimen político, del modelo financiero/económico, y del bloque mediático y propagandístico) que la acompañan así lo indican: en los últimos 25 años, la política (desde la monarquía hasta las pequeñas instituciones locales) ha servido para mediar y medrar entre empresarios necesitados de contratos, facilitando adjudicaciones, licencias, recalificaciones, favores, fusiones, tanto dentro como fuera del país.

Si apuntamos a la acumulación primigenia que ha resultado en esta capacidad intermediaria, veremos cómo los diferentes gobiernos de turno han facilitado durante décadas que gigantescos recursos (financieros, materiales, humanos) fueran desviados desde el Estado a determinadas manos.

Un ejemplo del peso de este capital transferido a manos privadas es que la capitalización de las seis empresas públicas que cotizaban en el Ibex35 en los años 90 (Fecsa, Repsol, Telefónica, Sevillana, Tabacalera y Endesa) suponía entonces casi el 40% de la capitalización del índice bursátil (38,14%); es decir, una sexta parte de las empresas concentraba más de un tercio de la capitalización del índice. Hoy, estas empresas siguen siendo fundamentales en el reparto de poder del Ibex. Pero la crisis ha movido las fichas y el poder se ha troceado entre distintas facciones.

Oligarquía política

Este capitalismo español concentrado ha ayudado a que los partidos y sus líderes se sitúen en una posición privilegiada dentro del poder económico, cual oligarquía perestroikiana, hasta ser un reflejo del mismo, ocupando así sus más altas posiciones. Los gobiernos de nuestra historia democrática y predemocrática se abrazan en el Ibex35, en un imparable juego de puertas giratorias. En el Grupo Santander están UCD, el PSOE y el PP: el actual vicepresidente, Matías Rodríguez Inciarte, fue ministro de la Presidencia con UCD; el consejero Guillermo de la Dehesa fue secretario de Estado de Economía y arquitecto de las privatizaciones en los 80 con el PSOE; Isabel Tocino, ministra de Medio Ambiente con el PP, también es consejera.

En Gas Natural, nuestro presidente más longevo (14 años), Felipe González, fue consejero hasta el año pasado; retrocediendo al Ibex de los años 90, encontramos a otro expresidente, Leopoldo Calvo Sotelo, como consejero de Ferrovial; y en otra gran constructora, OHL, se unen pasado y presente: su actual presidente y propietario, Juan Miguel Villar Mir, remite a la Transición –fue vicepresidente y ministro de Economía del primer Gobierno del Rey (1975)–; su actual CEO, peso pesado en los dos Gabinetes de Aznar, es Josep Piqué, ex ministro de Exteriores, Industria,  Ciencia y ex portavoz del gobierno.

Los políticos que acaban en el Ibex no son sujetos aislados, sino que tienen una singularidad y una unidad específica como grupo, lo que les constituye como un bloque de poder ‘económico’: se extienden por 29 de las 35 empresas del Ibex35 actual. Forman así parte de un grupo de presión muy relevante, pues el simple estornudo de estas empresas asusta a toda la economía: su cotización es una muestra de salud interna y muchas de ellas entran, por su riesgo sistémico, en la lista de las ‘entidades susceptibles de rescate’, las denominadas “too big to fail”.

Ese grupo de políticos/empresarios forma, junto a los empresarios puros, una clase pacíficamente desunida dentro del Ibex35, en el que hoy se cruzan alianzas y enfrentamientos y se desarrolla la pugna por conseguir la posición dominante en la economía. Hay mucho en juego. En un país vigilado muy de cerca por la Troika y más endeudado que nunca (casi el 100% del PIB), la capitalización de las 35 empresas del principal índice bursátil equivale a la mitad del Producto Interior Bruto español: 547.785 millones, aportando 18.173 millones (en 2014) a las arcas del Estado por impuestos de sociedades (un 40,5% de los 44.823 millones que se recaudaban al inicio de la crisis, en 2007, según un informe de CC.OO).

Durante dos largas décadas todo fue bien para las grandes empresas del Ibex y su imperio: la unidad del bloque estaba garantizada por el Estado y por las cajas de ahorro, es decir, por consejeros políticos y el riego de capital de las cajas y el Estado. Durante este tiempo, se repartieron el poder PP y PSOE, apoyándose en cajas de ahorros y en el control de la SEPI (el grupo industrial estatal, antes conocido como INI y INH) según el gobierno de turno. Pero la larga recesión y las medidas impuestas por Europa torcieron este equilibrio.

Reparto PSOE-PP

El reparto vigente en 2010 daba a los tecnócratas del PSOE influencia en un área del Ibex35 que incluía a las antiguas empresas públicas (Telefónica, Repsol, Endesa), las participadas por el Estado (Red Eléctrica o Enagás) y el Banco Santander, al cual benefició en los años 90 (concurso mediante) con la adjudicación de un Banesto expropiado, convirtiendo así el banco de la familia Botín en la mayor entidad financiera del país.

Los mandarines del PP, por el contrario, se habían ido extendiendo por múltiples sectores, constituyendo un holding de eléctricas, seguros, tecnológicas y alimentación, a partir de su control de Caja Madrid y Bancaja. Ambas cajas, controladas por el exvicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato y por José Luis Olivas (expresidente de la Generalitat Valenciana con el PP), y finalmente fusionadas en Bankia, disfrutaban en 2010, ya bien entrada la crisis económica, de una posición oligopólica en el Ibex35, con la participación en un total de ocho sociedades del índice (Indra, Iberia, Mapfre, Iberdrola, Ebro Foods, Enagás y BME), siendo dominantes en las tres primeras, e indirectamente, controlando un área mucho más amplia, a través de las participaciones de sus participadas. Sólo había un accionista con un poder similar en el Ibex35 en 2010: La Caixa (con seis participadas).

Ni siquiera el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fue un problema para el poderío del PP/Ibex. El presidente socialista dio el visto bueno, aunque no fuera de su agrado, a la fusión de Bancaja y Caja Madrid en diciembre de 2010, las dos cajas madres del gran proyecto económico del PP y sus empresarios afines: Valencia y Madrid.

En Valencia, Bancaja siempre fue un fiel aliado para financiar el imperio del PP: fútbol, construcción, arte y espectáculos. Un ejemplo: la caja compró suelo –sin valor según el juez Andreu– por valor de 86 millones a Enrique Ortiz, amigo de la alcaldesa alicantina Sonia Castedo * y de Aurelio Izquierdo, director general de Bancaja, con el que compartía juergas en prostíbulos y yates. La caja se sumaba así al apoyo de la CAM, que había llegado a financiar con 150 millones al constructor. También insufló oxígeno a proyectos faraónicos, como Terra Mítica (200 millones junto a la CAM) o la Ciudad de la Luz (que costó una cifra similar y que estos días sale, por segunda vez, a subasta pública). La incursión de Bancaja en el fútbol no fue menor: colaboró como si no hubiera un mañana en la financiación del Valencia C.F., con el cual tenía en 2008 una deuda de 308 millones.

En el imperio levantino no se ponía el sol: la caja hizo inversiones hasta en el Caribe, en la sociedad Grand Coral, que operaba en México, con préstamos y compra de acciones por valor de 100 millones. A partir de maniobras fraudulentas de ampliación de capital, los socios alicantinos Juan Ferrí y José Baldó (dueños del 35% de Grand Coral) se embolsaron 47,4 millones de la caja, según un informe de Bankia. El presidente de Bancaja y posterior vicepresidente de Bankia, José Luis Olivas, está hoy imputado por estafa y malversación. Como medida de gracia, el juez Juan Pablo González le ha concedido el desbloqueo de 3.500 euros al mes.

Blesa, Aznar y compañía

En Madrid, la caja controlada por Miguel Blesa, el viejo amigo de José María Aznar, tuvo una actuación similar, aunque, dado su tamaño, el brazo financiero de la casa ayudaba a círculos empresariales más exclusivos. Ahí quedan los créditos a múltiples empresarios, algunos de ellos encarcelados hoy. Por ejemplo, a Díaz Ferrán, consejero en Bankia (131 millones, de los que el 15% ha quedado impagado); al exvicepresidente de la CEOE y también consejero en Bankia, Arturo Fernández (2 millones), o a los todopoderosos Florentino Pérez (620 millones, aún sin cuantificar los que proceden de Bankia), Esther Koplowitz (1.000 millones en créditos junto al BBVA, cuyo pago ha sido pospuesto a 2018), Villar Mir (344 millones al 0% de interés, concedidos mientras López Madrid, su yerno, era consejero) o al dueño de la quebrada Martinsa Fadesa, Fernando Martín (1.000 millones para la compra de Fadesa a Manuel Jové, autorizados por el responsable de créditos a empresas Carlos Vela, quien después pasó a ser CEO del grupo constructor).

Pero Caja Madrid no es sólo la gran acreedora de las fortunas del ladrillazo español. Su política como brazo financiero de proyectos de envergadura le llevó a igualar a su amiga valenciana, financiando un parque temático para Madrid, el Parque Warner, al cual concedió un crédito de 211 millones. O el fichaje de Cristiano Ronaldo (76,5 millones). O dando crédito a mansalva a medios de comunicación. Su radio de acción no sólo abarcaba la tierra patria. Su política de compras le llevó muy cerca de Bancaja, a Florida, donde se hizo con el City National Bank of Florida, por 1.134 millones, que finalmente fue vendido en 2013 por 683 millones, casi la mitad de lo que costó. Esta fue una operación investigada por el juez Elpidio Silva, que le supuso ser apartado de la carrera judicial.

El destino quiso que la unión en 2010 del imperio del PP en Valencia (Bancaja) y Madrid (Caja Madrid) se hiciera con la bendición del PSOE. No sólo dio su visto bueno en esta ocasión, sino que posteriormente, Elena Salgado (ministra de Economía, hoy en Enel) permitió su salida a Bolsa en mayo de 2011, en un proceso para el cual las cuentas fueron “maquilladas”, en palabras de los peritos del Banco de España al servicio de la Audiencia Nacional y del juez Andreu. Veredicto que no comparten el FROB y la CNMV, esta última investigada por la Audiencia Nacional por una presunta trama de cobros por la cual se pudo beneficiar a, entre otras, Bankia, en su salida a Bolsa. Están siendo investigados los responsables del presunto regulador desde la etapa de Zapatero: Manuel Conthe (hoy en Acerinox y participante en muchos de los actos de Ciudadanos), Julio Segura Sánchez (en el cargo durante la salida a Bolsa), y Elvira Rodríguez (actualmente en funciones).

El verdadero problema llegó con el rescate a Bankia. La casa Aznar había depositado ahí todas sus esperanzas de control y poder: ahí estaban todos los proyectos apadrinados durante tres lustros por el Partido Popular, y todos sus compañeros de viaje, empresarios, conseguidores y capitalistas, unos renombrados y otros menos conocidos. Ahí estaban los créditos concedidos a dedo, pero también las participaciones en empresas que permitían al Partido Popular mantener un gran poder intermediario dentro del Ibex35. Todos los indicios apuntan hoy a que Caja Madrid sirvió de tabla de salvación para el poder económico cuando llegó la crisis.

IBEX 35

Pero dos años después, años de Púnica y Taula, todo se torció. Las pérdidas reales que anunció Bankia en diciembre de 2012, próximas a los 20.000 millones, quedaban fuera del alcance del FROB, así que el Gobierno Rajoy tuvo que acudir a un crédito concedido por el MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad). La aprobación del préstamo, que incluye tres tramos hasta llegar a los 100.000 millones (el 10% de la deuda pública actual), la realizó Mariano Rajoy en el momento de mayor especulación sobre la prima de riesgo, que había llegado a los 610 puntos en agosto de 2012.

Llegan los americanos

Ya en diciembre, con el rescate debajo del brazo, el Gobierno firma las condiciones incluidas en el memorando de entendimiento. Su aplicación implicaba limitar el control de las cajas de ahorros sobre las empresas en las que participaban (se reduce a cuatro), transformarlas todas en bancos (y a las fundaciones en tenedoras de acciones), y evitar la participación de políticos en ellas. Era el programa perfecto para limitar el poder de las cajas y facilitar la entrada de un nuevo competidor en el quebrantado pastel económico: los fondos y los bancos custodio estadounidenses.

Este hecho supuso un duro golpe para Aznar. Al aplicar esas condiciones a Bankia, Rajoy, su sucesor designado, le había robado el muñeco con el que había dominado el Ibex35. Rajoy defenestró a la cúpula de Bankia, retiró a Rato e impuso un consejo de administración dominado por un ex del BBVA, Ignacio Goirigolzarri. Indirectamente, con esa acción puso toda clase de información no solo en manos de la Troika sino también en manos de los competidores, los fondos de inversión que controlan el BBVA. Los mismos que hoy han logrado poner en su órbita de control a Bankia. Presionado por Alemania, Draghi y el FMI, el Gobierno de Rajoy se desprenderá unos meses después del holding Bankia: el 12% de IAG (junio de 2013), el 20,14% de Indra (agosto de 2013), el 4,94% de Iberdrola (abril de 2014), el 19,07% de Metrovacesa (diciembre del 2014), y la joya de la corona, el 15% de Mapfre (septiembre de 2014).

Sin mover una ceja, y quizá sin proponérselo, Rajoy había ganado la partida a su expatrón y a su gran enemiga, Esperanza Aguirre.

Aznar y la presidenta del PP madrileño se quedaron de repente sin su inmenso poder de intermediación, si bien es cierto que el cerebro de la operación todavía podía recurrir a sus delfines, Francisco González (BBVA), Pablo Isla (Inditex) y César Alierta (Telefónica), a los cuales colocó en puestos clave durante su mandato. Pero nada era lo mismo, pues sin dominar el aparato de créditos, favores y participaciones, ya no tenía poder económico sobre ellos.

Aznar respondió a la situación creando el Instituto Atlántico de Gobierno, en el cual reunió a sus otrora beneficiados y benefactores. En el consejo directivo del instituto que preside figuran numerosas autoridades “amigas” de empresas del Ibex35: Alierta (Telefónica), Borja Prado (Endesa), Josep Piqué (OHL), Javier Monzón (Indra), Javier Benjumea (Abengoa), Antonio Brufau (Repsol), María Dolores Dancausa (Bankinter) o Antonio Huertas (Mapfre).

Como consecuencia de la intervención de Bankia, la influencia del PP sobre el Ibex quedó en manos de Rajoy, quien a través de la SEPI controla (en funciones) Ebro Foods, Enagás, Indra y Red Eléctrica; y, a través del FROB, también Bankia y otras entidades financieras rescatadas, como Banco Mare Nostrum o Banco CEISS.

La consecuencia más inmediata de este cambio de cromos es que, si el PP no lograra acceder al Gobierno en las sesiones de investidura o elecciones venideras, quedará sin ninguna capacidad de control sobre un buen número de sociedades del Ibex35.

Y no sólo eso, sino que quien controle la galaxia Bankia controlará un sinfín de créditos que sostienen todavía a muchas de las grandes fortunas y empresas que van en dirección a la quiebra y cuya subsistencia depende del gran respirador artificial.

En el nuevo Ibex35 post Bankia, la partida ha pasado de ser un juego de dos (La Caixa y Caja Madrid como accionistas de múltiples empresas) a una que incluye a tres actores: un PP que se aferra a la SEPI y el FROB para no perder el control de lo que fue su imperio; un sector mayoritario, vinculado a las antiguas empresas públicas o concertadas (Telefónica, Repsol, Iberia, Endesa), hoy en la órbita del Santander, BBVA y los fondos de inversión (Chase Nominees, Bank of New York Mellon, State Street Bank), y en particular de Blackrock; y por último, un tercer sector de empresas, el único articulado por una entidad de capital nacional: La Caixa.

Blackrock, el actor emergente

El nuevo actor emergente, Blackrock, ha ganado terreno con la crisis y tiene hoy repartidos 12.000 millones por empresas del Ibex35. Su ascenso ha sido meteórico. En 2010 solo tenía participaciones en dos empresas (Telefónica y Gamesa); en 2013 tenía participación en doce sociedades del Ibex35, y en 2016 han pasado a ser 19. Sus principales referentes en España son el BBVA y el Santander, los cuales han tenido tradicionalmente bancos custodio como accionistas de referencia (State Street Bank y New York Mellon, y Chase Nominees, entre otros). Los bancos fueron los precursores de la invasión fondista, con Telefónica, la primera empresa del Ibex35 que introdujo a Blackrock como accionista.

El candidato Pedro Sánchez ha tenido varias ocasiones para conocerles. En junio de 2015, fue invitado a una reunión del Club Bilderberg (junto a Ana Patricia Botín y Juan Luis Cebrián) en la que estaba el vicepresidente de Blacrock, Philipp Hildebrand, aunque finalmente el líder socialista no acudió. No obstante, según la agenda del PSOE, dos meses después, el secretario de economía del PSOE, Manuel de la Rocha, se reunió con Jim Barry, responsable de Infraestructura de Blackrock, en Ferraz. Su presidente, Larry Fink, un asiduo al foro de Davos, es autor de varias frases memorables. Una afirma: “Hay que educar a la población [en Europa] para que vote al líder correcto que tome las medidas correctas”. En otra aconsejaba esperar el momento oportuno, cuando suceden fuertes caídas y hay pánico en las bolsas, para comprar acciones: “Antes de comprar hay que ver sangre en las calles”.

En una entrevista concedida a El País durante una visita a España en junio del año pasado, Fink advertía: “Quien gobierne en España (…) debe de ser responsable de los compromisos adquiridos, que son compromisos de Estado y no de un gobierno concreto”.

Blackrock es la mayor gestora de fondos del mundo: maneja una cartera de 4,2 billones de euros, cuatro veces el PIB español.

Galaxia Fainé

Otro de los actores poderosos del actual Ibex35 es Caixabank (La Caixa), elholding catalán comandado por el pío y opusdeísta Isidro Fainé. Es la única gran caja que no tiene participación del FROB, al igual que otras cajas menores reconvertidas, como Ibercaja, Kutxabank, Liberbank y Unicaja, cuyo accionista de referencia es la fundación. Fainé suele ser discreto con sus preferencias, y le cuesta entrar en el juego de apariencias y amistades madrileño, pero no ha podido ocultar su preferencia por un gobierno estable: “Si se hace un gobierno estable habrá inversiones”, dijo en la presentación de resultados de La Caixa en enero de este año.

Cabe recordar que Fainé conoce bien las virtudes y las debilidades de Albert Rivera porque fue su jefe (supremo) en La Caixa, y que fue el único patrón del Ibex (junto a Josep Oliú, del Sabadell, o Salvador Alemany, de Abertis) que no acudió en octubre, dos meses antes de las elecciones, a la reunión organizada por el lobby del Ibex35, Puente Aéreo, con el candidato de Ciudadanos. Fainé sabe lo importante que es 2016, con una agenda de fusiones recomendadas por la Unión Europea, que acercan a La Caixa al Banco Popular o Ibercaja.

Todos en el Ibex se juegan mucho con el próximo Gobierno, pues de él dependerá inclinar hacia un lado u otro la balanza de poder entre las tres galaxias dominantes (SEPI, Caixa, Blackrock). Se podría hacer una hipotética lectura de los bandos del Ibex35 y de sus preferencias políticas, aunque evidentemente nunca sería una correlación perfecta. Pero lo que se puede afirmar es que el núcleo de las grandes empresas españolas se ha dividido en tres zonas de influencia que coinciden con los tres partidos que hoy se postulan (entre trucos, silencios y teatro) para formar la gran coalición. También, que hay en curso un clima social y un choque de trenes entre las clases pudientes que amenaza con llevarse todo lo que fue –y también lo que puede llegar a ser– el PP, y que de ello depende que este siga controlando los resortes del Estado y su gran caja fuerte, todavía en manos de Bankia-FROB.

Por otro lado, sorprende el mutismo en las negociaciones sobre el futuro de Bankia y otras entidades intervenidas por el FROB, ante la anunciada nueva fase de concentración del sector bancario.

Y por último, parece evidente que los grandes capitales del Ibex35 y sus gestores, ante la situación de parálisis política, no pueden dejar que sus padrinos se enfrenten –o peor, que opten por peligrosos derroteros–. De ahí su esfuerzo por mediar en su reconciliación, y su mal disimulado interés en apartar como sea a Podemos de un hipotético Gobierno de coalición.

Cada cual puede sacar sus propias conclusiones. Pero que nadie se equivoque: las negociaciones por la investidura de 2016 tienen detrás una agenda que no vemos. Y en la portada de esa agenda pone IBEX. Aunque el mundo cambia muy deprisa y, como sugería Aleixandre, cabe la posibilidad de que esas cuatro letras y dos números sean solo las marionetas (las plumas alisadas) de unos titiriteros más grandes, cuyo rostro y nombre apenas distinguimos… 

—————————–

Rubén Juste de Ancos

Doctor en Sociología. Asesor de Unidos podemos en el Congreso. Amante del periodismo de Marx e Ida Tarbell. Esta decía que “no hay medicina más efectiva para llegar a los sentimientos de un público fervoroso que las cifras”

La Mesa del Parlament aplaza la tramitación de la ley del Referéndum para impedir la intervención del TC

La mayoría independentista pospone la suspensión del Constitucional evitando que la ley del 1-O comience su trámite parlamentario. La Mesa del Parlament abre un nuevo período sin la Ley del Referéndum en el orden del día

mesa-parlamento-catalan-incluye-referendum_ediima20170811_0491_19

La Mesa del Parlament catalán no inicia el trámite de la ley del referéndum EFE

La proposición de ley del Referéndum, con la que el Govern catalán y la mayoría parlamentaria quieren amparar la votación sobre la independencia anunciada para el 1 de octubre, no ha iniciado este miércoles su tramitación. Así lo ha decidido la Mesa del Parlament que, evitando que la ley comience su periplo parlamentario, impide por el momento el recurso del Gobierno español y por tanto la intervención del Tribunal Constitucional.

Este miércoles se ha celebrado la primera reunión del curso de la Mesa de la Cámara catalana. Era este el cónclave que durante varias semanas el independentismo señaló como indicado para el comienzo del trámite de la ley del referéndum, a 46 días del 1 de octubre. Sin embargo, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, no incluyó la cuestión en el orden del día de la reunión de la Mesa, por lo que el texto legal, presentado en julio pasado, se ha quedado, de momento, en el cajón.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha anunciado en repetidas ocasiones que llevará la ley ante el Alto Tribunal en cuanto tenga posibilidad, esto es, en cuanto sea admitida a trámite. De haber iniciado la Mesa del Parlament este miércoles,  el Consejo de Ministros podría haber interpuesto el recurso contra la ley hoy mismo, pues se reúne de forma extraordinaria por la huelga de seguridad en el aeropuerto de El Prat. La mayoría independentista de la Cámara lo ha evitado.

Con la maniobra el independentismo no solo gana tiempo, evitando la suspensión del Constitucional antes del fin del periodo estival, sino que además acerca el choque institucional a la Diada del 11 de septiembre, momento en el que comenzará una carrera de 20 días hacía la fecha del referéndum, durante la que el Govern prevé una intensa movilización social.

ETIQUETAS: Parlament,  ley del Referéndum,  1-O,  Catalunya

No cesarán las concentraciones mientras “tampoco cesen los maltratos al Tajo y a sus ríos”

La Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo no abandonará su concentración mensual en agosto para seguir denunciando la situación del río. El delegado de Gobierno, José Julián Gregorio, anunció que quiere que la Fiscalía investigue la situación del río, pero desde 2005 

denuncian-aparicion-espumas-tajo-toledo_ediima20170802_0625_19

La Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo ha declarado que “no cierra en verano” y, por tanto, mantendrá la convocatoria mensual de concentración para el próximo 19 de agosto. “No cesarán las convocatorias mientras tampoco cesen los maltratos al Tajo y a sus ríos”, afirman desde el colectivo. La Plataforma ha pedido también a la población ribereña que “nunca normalice” la “escandalosa y vergonzosa” imagen que presenta el río. El delegado del Gobierno quiere que la Fiscalía investigue el “tajicidio” por derogar el PHN

“Esa estampa no es sino el grito de socorro que el río balbucea en su agonía”, lamentan. En cuanto a este verano, afirman que la estación ha dejado “repugnantes” imágenes del “estado cadavérico” del río en distintos tramos y lugares. Entre otras, espumas, capas de verdín, mantas de algas, papillas flotantes de contaminación y detritus. “¡Qué vergüenza de río, qué collar para una ciudad Patrimonio de la Humanidad!”, afirman. ‘The Guardian’ se hace eco del “colapso” del río Tajo

“A muchas personas se nos ha removido algo más que el vientre por esta situación impune y descontrolada ante la que no debemos mirar para otro lado ni acostumbrar a nuestros sentidos a convivir con tan descomunal despropósito y tropelía contra nuestros ríos”, señalan. Como prueba de ello citan los artículos como el Tagus river at risk of drying up completely’, publicado recientemente por el medio británico The Guardian. “Desgraciadamente para la marca España, no es la primera vez que a nuestro país se le impone algo de cordura en materia ambiental de la mano del sentido común exterior”, señalan.

Además, lamentan que la “tozudez” de los Gobiernos harán que el dedo “acusador” del extranjero se cierne “muchas más veces” sobre los problemas del río. Explican que el estado del río no se debe al cambio climático, sino que viene de un modelo productivo global que “sin duda agravará los naturales episodios de sequía climática propios de nuestra península ibérica”. De este modo, explican que el problema no es la sequía, sino el “saqueo” que ha provocado una sequía “inducida, artificial, fabricada y política”.

“Así las cosas, también en agosto nos concentraremos el día 19 a las 20:00 horas en el mirador del La Cava para reiterar nuestra decidida apuesta por denunciar tan canallesco trato al Tajo y por defenderle de la insensata y anticuada política de aguas instalada en nuestro país, que burla todas las directivas europeas que le son de aplicación a nuestros ecosistemas acuáticos”, concluyen.

ETIQUETAS: Castilla-La Mancha,  río Tajo,  plataforma de toledo en defensa del tajo

Un ayuntamiento del PP recupera y adorna una cruz de simbología fascista

El monumento se encontraba dado la vuelta en la localidad de Porzuna para ocultar sus referencias a los “caídos por dios y por España”. La ex alcaldesa socialista, Blanca Fernández, lamenta la decisión de los ‘populares’. El PSOE local ha pedido su retirada.

cruz-caidos-porzuna-blog-conectada_ediima20170818_0171_19

Estado actual de la Cruz de los Caídos en Porzuna / Blog Porzuna Conectada

Hasta ahora era un monumento a la dictadura franquista y al fascismo que se encontraba casi olvidado y dado la vuelta en el cementerio de la localidad de Porzuna (Ciudad Real). Es una cruz en honor a los caídos “por dios y por España” donde aparecen los símbolos de Falange Española y el nombre de José Antonio Primo de Rivera. Su ubicación original, durante la dictadura franquista fue en otra zona próxima al antiguo Centro de Salud, donde, con la llegada de la democracia decidieron darle la vuelta. Cuando el Ayuntamiento del PSOE decidió demoler este edificio, la cruz fue trasladada, donde también se ubicó volteada. Ahora, con el PP gobernando en el municipio, el monumento ha vuelto a exhibir sus nombres y cuenta con un pequeño adorno decorativo o pequeño jardín en su base. Así lo ha denunciado el Blog Porzuna Conectada.

Esta última decisión ha terminado por desatar la polémica en la localidad, donde la historia había pasado desapercibida. El Grupo Municipal Socialista ha presentado un escrito dirigido al alcalde, en el que solicita la “retirada inmediata” de la cruz, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Según agrega, esta monumento ha vuelto a tener su posición original y ha sido restaurado utilizando “dinero y medios públicos”.

En su escrito, los socialistas se ponen a disposición del equipo de Gobierno municipal “con el objeto de encontrar una solución rápida” y que “respete las distintas sensibilidades de vecinos y vecinas del municipio, intentando no crear una polémica baldía”. Por último, recuerdan que el cumplimiento de la mencionada ley es “obligado para toda la ciudadanía, así como para las administraciones”.

Pero el testimonio más significativo sobre esta cuestión lo ha ofrecido la que fuera alcaldesa de la localidad y actualmente portavoz del Grupo Socialista en las Cortes castellano-manchegas, Blanca Fernández. En su página de Facebook relata  los acontecimientos que llevaron al Ayuntamiento, antes de que ella fuera regidora, a trasladar la cruz hasta el cementerio pero manteniendo su posición inversa para no mostrar la simbología fascista.

Recuerda que fue a mediados de los 80 cuando el entonces alcalde decidió quitar la cruz de su “lugar privilegiado” y darle la vuelta, al tiempo que se eliminaron los nombres franquistas de las calles del pueblo. Fernández explica que se ocultaron los símbolos y nombres de la cruz porque “solo con este gesto desaparecía cualquier rastro que recordara al Régimen y pasó a ser una cruz como otra, formando parte del paisaje, sin ofender, sin molestar, pasando al olvido por parte de todos”.

“Por no ofender, por no polemizar”

Dicho esto, refiere que ya siendo ella alcaldesa, la cruz se trasladó para poder demoler el centro sanitario, pero manteniendo su posición de cara a la pared. El PP entonces llamó la atención en el pleno para “decirnos que no era digno tratar así dicho objeto” a lo que el Ayuntamiento no cedió. “¿Por qué no la destruimos? Qué se yo. La prudencia, siempre la prudencia. Por no ofender, por no polemizar, por evitar enfrentamientos entre vecinos. Y tampoco existía una Ley de Memora Histórica, solo el sentido común”, agrega la portavoz socialista. 

Por eso lamenta que ahora, el Consistorio del PP haya decidido voltearla de nuevo y ponerle motivos decorativos para “exhibir esos símbolos fascistas que ofenden a unos, son gratos a otros e indiferentes a la mayoría”. “Yo soy de los primeros, me ofende. No veo en Alemania haciéndole homenajes a la esvástica ni que se recuperen estos símbolos salvo por los neonazis”.

“No tengo nada en contra de las familias honradas en dicho monumento. Para mí son víctimas del horror y la barbarie, pero no alcanzo a comprender por qué se toman ciertas decisiones olvidando de nuevo a las víctimas olvidadas, a las de las cunetas, a las víctimas de la represión”. Finalmente, apunta que con estas palabras solo quiere llamar “a  la calma y a la reflexión” y pide la retirada de la Cruz de los Caídos “desde el diálogo y la concordia”. También reconoce que hay cosas más importantes de las que se debería encargar la oposición pero devuelve la pregunta al equipo de Gobierno: “¿Había necesidad de recuperar una cruz fascista 30 años después?”.

Fuente: eldiario.es/clm/ayuntamiento

Uno de cada cuatro contratos firmados en julio duró menos de una semana

La contratación de julio volvió a caracterizarse por la corta duración, ya que de los 1,93 millones de contratos registrados, 458.814 duraron menos de una semana y 89.919, entre 7 y 15 días. Los contratos de julio se concentraron mayoritariamente en el sector servicios, con el 75% del total. En cuanto a la edad de los trabajadores, el 40% de los contratos de julio (771.486) fueron firmados por personas de menos de 30 años. Ocho contratos en una semana y otros ejemplos de precariedad

contratos-firmados-julio-duro-semana_ediima20170817_0106_4

Uno de cada cuatro contratos firmados en julio duró menos de una semana

Uno de cada cuatro contratos firmados en julio, un 23,8% del total, tuvo una duración inferior a la semana, según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) recogidos por Efe. La contratación de julio volvió a caracterizase por la corta duración, ya que de los 1,93 millones de contratos registrados, 458.814 duraron menos de una semana y 89.919, entre 7 y 15 días. De acuerdo a los registros del SEPE, solo 151.988 contratos, un 7,88% del total, fueron indefinidos.

Así, 165.961 contratos tuvieron una duración de entre 15 días y un mes; 295.060, de entre uno y tres meses, y 111.286, de entre seis meses y un año. Los contratos de entre seis y doce meses apenas superaron los 25.000 y los de más de un año se situaron en 5.400. Como es habitual, los contratos de julio se concentraron mayoritariamente en el sector servicios, que aglutinó el 75% del total, con 1,45 millones, de los que poco más de un 5% fueron de carácter indefinido.

En particular, destacaron las actividades de hostelería, con 417.268 contratos firmados, 310.295 de servicios de comidas y bebidas y 106.973, de alojamientos, la mayoría temporales.

El comercio sumó 218.159 contratos en julio, más de la mitad de ellos al por menor, y las actividades administrativas y de servicios auxiliares, 189.784. Al margen de los servicios, en julio se suscribieron 194.610 contratos en el ámbito de la industria, casi todos en la división manufacturera, 183.241 en la agricultura, y 103.419 en la construcción.

El SEPE también revela que los hombres acapararon el 55% de los contratos, 1,04 millones, mientras que la cifra entre las mujeres fue de 834.519. Los hombres superaron a las mujeres en contratos en todos los sectores salvo en los servicios, donde los 723.059 de ellas fueron más numerosos que los 679.089 de ellos.

En la agricultura, los contratos suscritos por hombres (134.645) casi triplicaron a los de las mujeres (47.399), mientras que en la industria los duplicaron (128.673 frente a 57.615). En la construcción, la contratación masculina (93.144) multiplicó por catorce la femenina (6.446).

En cuanto a la edad de los trabajadores, el 40% de los contratos de julio (771.486) fueron firmados por personas de menos de 30 años, a lo que se suman otros 251.085 empleados de entre 30 y 34 años. Solo 31.820 contratos, menos del 2% del total, correspondieron a trabajadores de más de 59 años.

Los tipos de contratos más habituales fueron los eventuales por circunstancias de la producción (896.876) y por obra o servicio (708.334), seguidos de lejos por los de interinidad (139.984) e indefinidos (92.665). Además, en julio se convirtieron en indefinidos 58.569 contratos y se contabilizaron 201 adscripciones en colaboración social.

Por comunidades autónomas, la contratación estuvo liderada por Andalucía (376.411 contratos), seguida de Cataluña (315.253), Madrid (221.903) y Comunidad Valenciana (186.257).

La siguiente tabla recoge el número de contratos firmados en julio en cada comunidad autónoma y su peso sobre el total.

ETIQUETAS: paro,  precariedad,  empleo (más…)

Una furgoneta atropella a varias personas en la Rambla de Barcelona

edificio-hospital-clinic-barcelona_ediima20170426_0323_10

MINUTO A MINUTO | ATROPELLO EN LA RAMBLA DE BARCELONA

Una conductor a bordo de una furgoneta ha atropellado a varias personas en La Rambla de Barcelona, dejando diversos heridos, según han informado los Mossos d’Esquadra. La policía catalana ha anunciado que hay un dispositivo de seguridad en marcha en la zona y ha pedido no difundir fotos.

Emergencias pide no colapsar las líneas telefónicas

Emergencias Sanitarias ha solicitado a través de Twitter que las personas que se encuentran en Barcelona y estén bien, informen a sus familiares través de las redes sociales para evitar que se colapsen las líneas telefónicas.

Un hombre se ha atrincherado en un restaurante de la zona

La cadena pública catalana TV3 informa de que hay una persona atrincherada en un local cerca del Mercado de La Boquería, en La Rambla.

Según los vídeos del ataque, habría al menos 22 heridos tras el atropello. Su conductor habría huido después a pie.

Rajoy: “Prioridad: atender heridos en Las Ramblas”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha publicado un mensaje en Twitter en el que afirma estar en contacto con todas las administraciones tras el atropello masivo en La Rambla de Barcelona.

Una testigo informa de que policías armados apuntan “hacia la tienda de HyM”

Una testigo cuenta a eldiario.es que a la altura del número 140 de La Rambla “hay doce miembros de los Mossos intentando despejar la zona y apuntando hacia la tienda de HyM”. Según su testimonio, hay algunas personas ensangrentadas y el desconcierto en la calle es general mientras las fuerzas policiales ensanchan el perímetro de seguridad.

Se cierran todas las estaciones cercanas a Plaza Catalunya

Los Mossos han cerrado las estaciones de metro, ferrocarriles y Renfe cercanas a Plaza Catalunya, próxima a La Rambla donde se ha producido el atropello masivo. Además, desde el Gobierno autonómico, han pedido a los ciudadanos que eviten salir a la calle por esa zona. A los que ya se encuentran en Plaza Catalunya se les ha pedido que no se muevan de donde se encuentren hasta que la Policía les dé otra indicación.

La Generalitat recomienda no salir a la calle en el área de la plaza de Cataluña

La Generalitat ha recomendado a los ciudadanos que eviten salir a la calle en el área de la plaza de Cataluña, donde esta tarde una furgoneta ha atropellado a varias personas, lo que ha provocado escenas de pánico y que se haya acordonado la zona.

Una furgoneta ha embestido esta tarde a varias personas que paseaban por las Ramblas de Barcelona, según han informado los Mossos d’Esquadra, en un atropello masivo en el que ha habido varios heridos.

Ante esta situación, la Generalitat ha pedido a los ciudadanos que eviten salir a la calle en la zona de plaza de Cataluña por este “incidente grave”. En los alrededores de la Rambla y la plaza de Cataluña se han registrado tras el atropello varias escenas de pánico, con gente corriendo muy asustada, refugiándose en comercios y portales.

Un testigo asegura que los Mossos están desalojado parte del centro de Barcelona

“Hay un helicóptero de los Mossos sobrevolando el centro de Barcelona. No se deja pasar a ningún vehículo por las calles que acceden a la plaza Catalunya”, ha asegurado en la Cadena Ser un trabajador del Mercado de la Boquería. “Los Mossos han desalojando Plaza Catalunya y la calle Pelayo. El centro de Barcelona está desierto”, ha relatado.

Los Mossos informan de varios heridos tras el atropello

Según la policía catalana, varias personas han resultado heridas en este atropello masivo. Los Mossos d’Esquadra y los equipos de emergencias sanitarias han desplegado un amplio dispositivo en esta zona, en el centro turístico de la capital catalana, frecuentada a diario por miles de turistas, y que ha quedado acordonada.

El atropello lo ha cometido una furgoneta de color blanco, cuyo ocupante la ha abandonado y ha huido a pie.

Fuente: eldiario.es/catalunyaplural

Convocan huelga de vigilantes en los aeropuertos de A Coruña y Santiago

UGT convoca paros parciales a partir del 20 de agosto en ambos aeródromos. En el aeropuerto coruñés el servicio de seguridad privada está en manos de Eulen, al igual que en El Prat. También habrá paros en el aeropuerto de Santiago de Compostela, controlado por Prosegur. El Gobierno se prepara para asumir el control de El Prat

anuncian-parciales-aeropuertos-coruna-santiago_ediima20170810_0339_4

Anuncian paros parciales en la seguridad de los aeropuertos de A Coruña y Santiago

Se extiende el conflicto de la seguridad privada en los aeropuertos. El sindicato UGT ha anunciado la convocatoria de paros parciales en los servicios de seguridad privada de los aeropuertos de A Coruña y Santiago de Compostela a partir del 20 de agosto.

UGT ha adoptado esta medida como protesta “contra la precarización de las condiciones laborales y un modelo de sector basado, exclusivamente, en la competencia de precios”, señala. Cuánto cobra un empleado de Eulen y otras 9 respuestas sobre la huelga de El Prat

Los trabajadores de seguridad privada de A Coruña prestan servicios para Eulen, la misma empresa que acumula numerosas jornadas con paros similares en el aeropuerto de Barcelona, mientras que en Santiago de Compostela lo hace la concesionaria Prosegur.

En A Coruña los trabajadores piden el abono del plus de radioscopia para toda la plantilla, que cesen las ampliaciones de jornada en turno de tarde y que la formación se realice durante la jornada de trabajo.

En Santiago de Compostela solicitan el abono del mismo plus, el pago mínimo de seis horas de jornada en turnos inferiores y el abono del aparcamiento, entre otras cuestiones, relata UGT en un comunicado.

La alcaldesa de Santiago en funciones, María Rozas, ha mostrado este viernes “todo su apoyo” a los paros parciales y espera que “no dure demasiado” y que las reivindicaciones “sean tenidas en cuenta”.

La convocatoria se produce en pleno recrudecimiento del conflicto en el aeropuerto barcelonés de El Prat. Un comité de crisis presidido por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, estudia qué medidas concretas se van a adoptar tras la decisión de la asamblea de trabajadores de Eulen de continuar la huelga. Una de las opciones que se barajan es que Guardia Civil y Policía Nacional asuman los controles de acceso a la zona de embarque. El conflicto de El Prat cuestiona los concursos públicos a precio de derribo

ETIQUETAS: huelga en el prat,  seguridad aeropuertos,  AENA,Santiago,  Coruña, el prat

 

Jaume Satorra

Jaume Satorra

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla. (Mahatma Gandhi)

Servicios verificados

Ver perfil completo →

Categorías

Archivos

TRADUCTOR GOOGLE

Estadísticas del blog

  • 2,237 visitas

CAMINANT CAP L’INDÈPENDENCIA

Follow L'esquella de la torratxa on WordPress.com

Sígueme en Twitter

Mi Comunidad

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
A %d blogueros les gusta esto: