El alcalde socialista de un pueblo de Ciudad Real rechaza retirar la medalla de oro a Franco

El PSOE votó en contra de la moción presentada por IU Almadén “en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica” que también rechazó el PP. Ambas formaciones aducen que no es una cuestión “prioritaria” para los ciudadanos del municipio mientras que IU sostiene que es “de justicia”. En las actas municipales del Consistorio consta el reconocimiento a Franco como “el más justo” y el “salvador de España” que “dignificó al pueblo español”.

imagen-folleto-distribuido-almaden-dictador_ediima20170721_0177_20

Imagen del folleto distribuido en Almadén en 1955 por la visita del dictador

El Ayuntamiento de Almadén ha rechazado, con los votos en contra de PSOE y PP,  la moción presentada por Izquierda Unida en la que se solicitaba la retirada de la medalla de oro otorgada a Francisco Franco en el año 1953. También se pedía la sustitución del nombre de una calle de esta localidad de Ciudad Real, dedicada al gobernador civil franquista en los años 40 del pasado siglo, Jacobo Roldán .

IU presento la moción “en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica”, según ha explicado a eldiarioclm.es, el concejal Alfonso Bejarano, para solicitar también la constitución de un equipo de trabajo que  determinara  “las calles, escudos, placas, títulos, distinciones u honores existentes aún en la ciudad que incumplan la Ley de Memoria Histórica en Almadén” de cara aplicar “un plan de actuación tal y como dicta dicha Ley de Memoria Histórica”.

En opinión de la formación dar luz verde de la moción situaría al Ayuntamiento “dentro de la legalidad vigente”. Alfonso Bejarano explicó durante la sesión plenaria que “no se trata de una moción guerra-civilista” sino “hacer un ejercicio de justicia contra un régimen condenado por la Unión Europea por la vulneración de los derechos humanos”.

“Queremos que se retiren estos homenajes, quien quiera hacerlos a nivel privado que los haga, pero un ayuntamiento democrático no puede permitirlo”.  El concejal recordaba además que tanto Franco como el teniente general Gonzalo Queipo de Llano fueron reconocidos también como ‘hijos adoptivos’ de Almadén.

Almadén reconoció a Franco como “el más justo, salvador de España”

Según recogen las actas municipales de la época, Franco visitaría Almadén en 1955 para recoger el reconocimiento otorgado dos años antes. El alcalde de aquel entonces, Felipe de Rivas, se dirigió al dictador para expresarle que la medalla (la primera que otorgaba el municipio) “no ha hecho nada más que reconocer el sentimiento de Almadén y toda su comarca (…) Es un tributo al más justo, a vuestros méritos”. El alcalde calificaba al dictador de “salvador de España”, a quien los mineros de la localidad le debían “gratitud”. A un “jefe de Estado que ha hecho que la patria, el pan y la justicia sean tres conceptos tan dignos” y que “ha dignificado a todo el pueblo español”. El discurso terminaba con la exaltación de una fecha: la del 18 de julio de 1936  cuando, decía el alcalde de la época, “empezó en España una nueva era con más brillo que todo el Siglo de Oro”.

Las ‘razones’ del alcalde: “En Almadén no hay heridas abiertas”

El alcalde socialista, Siro Ramiro, dijo “congratularse” de una ley que había sido aprobada por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para añadir a continuación no compartir la moción presentada por IU. El motivo, dijo, “es de justicia y de conciencia” porque “han pasado más de 40 años” y aunque reconocía que en otros lugares de España “puede haber heridas abiertas, no es el caso de Almadén”, donde, aseguraba, “no hubo ni bombardeos ni episodios sangrientos” y, añadía, “hubo un pacto para facilitar la convivencia, independientemente de la ideología que cada uno tuviera”.

Ramiro añadía en su argumento para rechazar la propuesta que “no es el momento porque hay 500 problemas en este pueblo antes”. No es una cuestión “prioritaria”, sostiene. Una posición ante la que dijo mostrar su “sorpresa” el concejal de IU. “Hay otros temas importantes en el pueblo pero levantar el brazo para decir sí cuesta lo mismo que para decir no”.

calle-gobernador-almaden-ciudad-real_ediima20170721_0173_19

Calle dedicada a un gobernador civil franquista en Almadén (Ciudad Real) FOTO: IU ALMADÉN

Eva Noguero, concejala del PP, defendió las mismas tesis que el alcalde para rechazar la propuesta de IU. “Las familias de Almadén tienen otro tipo de preocupaciones y no la de revivir antiguas heridas y avivar rencillas que, a nuestro juicio, no serán positivas para los ciudadanos”, decía durante el pleno.

Izquierda Unida  ha recordado al alcalde que “en su día juró  la Constitución  y su obligación es cumplir y hacer cumplir la Ley, incluida la de la Memoria Histórica” y creen que la decisión tomada “coloca a nuestro Ayuntamiento en muy mal lugar respecto a muchas personas y vecinos  que fueron perseguidos, torturados, exiliados y hasta asesinadas como los ‘Nueve de Chillón’ desenterrados de una cuneta hace casi  seis años  en las cercanías de Almadén”.

Fuente: eldiario.es/clm/alcalde-socialista

El Gobierno incluye a seis condenados por prevaricación en sus 20 indultos concedidos en 2017

La subsecretaria de Justicia justifica que se hayan concedido las conmutaciones de pena a seis funcionarios acusados de prevaricación administrativa en que no hubo “enriquecimiento personal”. El Gobierno incumple la Ley al no informar al Congreso sobre los indultos desde 2015

catala-govern-preguntar-catalanes-artur_ediima20170720_0154_19

El ministro de Justicia, Rafael Catalá. EFE

“No se ha concedido ningún indulto por corrupción política”. La subsecretaria de Justicia, Áurea Roldán, insistió este jueves que el Gobierno no ha concedido ningún indulto a condenados por delitos de corrupción, violencia de género, seguridad vial ni contra la Hacienda Pública en 2016 y el primer semestre de 2017 durante la comparecencia para explicar en el Congreso la política de conmutación de penas del Gobierno.

Sin embargo, de las 20 medidas de gracia —de 1.943 peticiones— que concedió el ministerio de Justicia bajo la dirección de Rafael Catalá en 2017, seis están consideradas por el Consejo General del Poder Judicial como corrupción. 

Ante las críticas del diputado de En Comú Podem Jaume Moya, Roldán tuvo que defender que no consideran un delito de corrupción la prevariación administrativa que cometieron seis funcionarios del Ayuntamiento de Rota, gobernada por el PP, cuya pena fue conmutadas este año.  Sin embargo, el informe que presentó la subsecretaria en el Congreso admite la diferencia de criterio “del Consejo General del Poder Judicial, que no distingue entre corrupción propiamente política y corrupción administrativa en términos generales”.

De hecho, el ministerio incluye estos perdones dentro de la categoría de “Delitos contra la Administración Pública y de Justicia”, pero hace una distinción entre corrupción política y el resto, donde incluye lo delitos sin enriquecimiento personal. 

El Gobierno llevaba sin informar sobre la concesión y denegación de indultos en el Congreso desde 2015. Esto supone el incumplimiento de la Ley de indultos que obliga a un representante del ministerio de Justicia a trasladarse cada seis meses a la Cámara Baja para explicar las razones para conceder o denegar el perdón a los convictos y entregar un informe sobre este asunto. Solo Ciudadanos y Unidos Podemos criticaron el retraso en la presentación de la información por parte del ministerio de Justicia. 

Según los datos de El Indultómetro, el Gobierno de Mariano Rajoy concedió 11 indultos por delitos de corrupción entre 2011 y 2016. Esta cifra incluye los delitos clasificados como corrupción por el Consejo General del Poder Judicial. Si incluimos los 6 funcionarios indultados del Ayuntamiento de Rota, el número de indultados por corrupción por Mariano Rajoy se ampliaría hasta los 17.

Los diputados de la oposición ha resaltado la necesidad de estudiar caso por caso las medidas de gracia que aplique el Gobierno ante la fuerte caída de conmutación de penas que se ha dado en los últimos años. La subsecretaria de Justicia ha subrayado que el Gobierno ha sido “extremadamente cauteloso” a la hora de conceder indultos.

Roldán señaló que el Ejecutivo sigue una política de “carácter excepcional” a la hora de la concesión de indultos. “Se trata de una acto político, que supone una interferencia en otro poder del Estado, la injerencia pretende que sea lo más estricta y rigurosa posible, en consonancia con la realidad social del momento, que es cambiante”, resaltó el cargo del ministerio de Justicia.

De hecho, la subsecretaria ha especificado que si en 2012 se concedían una media de 400 indultos anuales se ha bajado progresivamente hasta los 27 en 2016 y los 20 que se contabilizaron en el primer semestre de 2017.

La “alarma social” que genera el perdón de las condenas ha conducido al departamento de Rafael Catalá  a reducir a un 1% la admisión de las solicitudes de indulto que se resolvieron en 2015 frente al 11,26% que se concedió en 2007, lo que consideró como “una buena noticia”.

Otra de las críticas han llegado desde el diputado de En Comú Podem que recriminó que en un Estado laico haya “un enorme porcentaje de indultos a instancias de cofradías” de Semana Santa. La subsecretaria rechazó que las cofradías tengan algún privilegio.

La reforma de la Ley de Indultos se encuentra ahora trabada en la Comisión de Justicia tras la inclusión de una proposición de Ley del PSOE hace seis meses con la idea de prohibir la conmutación de penas a condenados por delitos de corrupción y violencia de género. Los grupos parlamentarios ha presentado enmiendas para que se denegue también el perdón a condenas por terrorismo, pederastia o trata de personas, lo que está retrasando su aprobación.

ETIQUETAS: Justicia, IndultosÁurea Roldán, Rafael Catalá

Fuente: eldiario.es/politica/Gobierno

El Congreso da con el disfraz de la policía política: los falsos destinos para sus agentes

Concluye que Interior escondió la brigada política mediante el uso “fraudulento” del catálogo de puestos de trabajo de la Policía. Eugenio Pino dio la “orden” de destinar a la Casa Real a su mano derecha, pero no pisó Zarzuela y viajó continuamente a Barcelona. Señala al director operativo como responsable, junto a Fernández Díaz y Cosidó; las víctimas: el “nacionalismo catalán”, Podemos y PSOE  La policía política queda en manos de tres jueces de Madrid tras el fiasco del Congreso

interior-fernandez-director-nacional-eugenio_ediima20170209_0060_4

Fernández Díaz, Ignacio Cosidó y Eugenio Pino

Tres nombres de culpables y otros tantos de víctimas en apenas un folio de extensión. En eso han quedado las conclusiones de la comisión del Congreso sobre el uso partidista de la Policía durante la primera legislatura de Mariano Rajoy. Y en el breve texto, una de las claves de cómo sobrevivió esa estructura paralela en el seno de la cúpula del Cuerpo durante más de cuatro años: el uso “fraudulento” del catálogo de puestos de trabajo. O lo que es lo mismo, destinar formalmente a los policías a un puesto que no pisaban mientras estaban liberados para espiar a la oposición.

Uno de los ejemplos más claros de ese uso fraudulento aparece en la documentación enviada al Congreso por el actual Ministeiro del Interior. Se trata del caso del inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, quien entre el 13 de enero y el 8 de octubre de 2015 figuró en el catálogo de puestos de trabajo como jefe de sección operativa en Casa Real. Fuentes Gago no pisó jamás Zarzuela, pero en ese periodo de tiempo viajó a Barcelona una decena de veces.

En la nómina de responsables de la “persecución de adversarios políticos” que señala la Comión están el ministro del Interior de la época, Jorge Fernández Díaz, al que atribuyen “conocimiento y consentimiento”; el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, quien impartió “instrucciones”; y el número dos de éste, el director adjunto operativo, Eugenio Pino, responsable de las órdenes para la creación de la policía política.

Los tres comparecieron ante la comisión de Interior. El uso tramposo del catálogo de puestos de trabajo apareció de forma reiterada en el interrogatorio a Pino, quien aseguró que esa práctica entraba dentro de la normalidad más absoluta del funcionamiento de la Administración. Es más, aseguró que destinó a Casa Real a Fuentes Gago porque algunos sindicatos y el PSOE se habían quejado de los 16.000 euros en dietas que costaba tener a Fuentes Gago en Madrid cuando su destino era un puesto anodino en Santander. La portavoz del Grupo Unidos Podemos, Irene Montero, no lograba salir de su asombro.

La presentación de una fachada como algo totalmente regular es un argumento del Ministerio del Interior desde que eldiario.es desvelara en noviembre de 2014 que una estructura secreta se escondía en la Dirección Adjunta Operativa de Eugenio Pino. Su principal función entonces eran las investigaciones prospectivas de casos de corrupción en políticos separatistas.

En aquella información se mencionaba la Unidad de Asuntos Internos y la Unidad de Planificación Estratégica y Coordinación (UPEC), otro ejemplo de pirueta burocrática para esconder su verdadera función. La UPEC es la fusión en tiempos de Pino de dos estructuras ya existentes. Donde antes había una veintena de funcionarios, se pasó a 110 tras la fusión. Las atribuciones de la UPEC, sin embargo, fueron las mismas que antes de la fusión, supuestamente.

Asuntos Internos, la opacidad

Otro ejemplo de fraude fue la manipulación de la unidad más opaca de la Policía, Asuntos Internos, para cometidos distintos del que tenía atribuido en exclusiva: investigar delitos con policías implicados. En su seno se alojó la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), puesta en marcha en 2012, pero que no fue regularizada hasta una instrucción de 2015 que causó estupor en el seno de la Policía. La BARC de Asuntos Internos podía acceder a la información de cualquier caso que considerara conveniente.

La excusa de su existencia era revisar actuaciones policiales erróneas o deficientes. Se da la circunstancia de que el Eugenio Pino consideró rápidamente que dos de ellas podían ser la investigación del 11-M, el atentado ocurrido tres días antes de la victoria electoral de Zapatero, y el caso Faisán, el chivatazo policial a una red de cobro del impuesto revolucionario de ETA en pleno proceso de paz de 2006.

La actuación de la BARC, por tanto, sitúa al PSOE como una de las tres víctimas de la policía política, según las conclusiones de la comisión del Congreso. Los otros dos perjudicados a los que se nombra en el folio de las conclusiones son “el nacionalismo catalán”, y es aquí donde se cita el caso de Xavier Trias por la cuenta falsa en Suiza, y Podemos, por la redacción y difusión en determinados medios del informe PISA sobre la falsa financiación irregular de Podemos, según determinó la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

Las citadas conclusiones, según las fuentes que han tenido acceso a su textual, reprocha al Gobierno su falta de colaboración con la comisión de investigación. “Debe señalarse que la información requerida ha sido atendida de forma impuntual e incompleta. No ha estado disponible de manera esencial para las comparecencias del exministro del Interior y del exdirector general de la Policía”, se quejan la mayoría de los partidos que han votado el texto. El PP ha votado en contra y Ciudadanos se ha abstenido.

ETIQUETAS: policía políticaCongreso de los Diputados, Jorge Fernández Díaz, Eugenio PinoJosé Ángel Fuentes Gago, Podemos, PISA, Xavier Trias

El Gobierno impone a la Generalitat un control de gastos semanal para impedir pagos para el referéndum

Los cargos con responsabilidad económica y financiera de la Administración autonómica estarán obligados a informar semanalmente al ministerio de Hacienda de las partidas de gasto aprobadas por la Generalitat catalana. En caso de que el Ejecutivo de Carles Puigdemot desobedezca el acuerdo adoptado por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos dejaría de recibir el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). El Constitucional suspende las partidas de los presupuestos catalanes para el referéndum

mendez-vigo-alternativa-gobierno-pp_ediima20170720_0336_19

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy aumenta el control sobre las actuaciones del Gobierno de Carles Puigdemont. La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos ha aprobado este viernes un acuerdo por el que obliga a la Generalitat de Cataluña a informar semanalmente sobre los expedientes iniciados o tramitados de pago para evitar que se aprueben gastos relaciones con el referéndum del 1 de octubre. La información deberá ser remitida al Ministerio de Hacienda. El Tribunal de Cuentas abre el procedimiento para que Artur Mas pague los 5,1 millones que costó el 9-N

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha explicado que en caso de que la Administración catalana no dé información cada semana sobre las partidas de gasto podrían dejar de recibir el  Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). La Generalitat anuncia que no dirá nada sobre las urnas del referéndum hasta que las haya comprado

Méndez de Vigo ha recordado que la Generalitat ha recibido más de 67.000 millones de euros desde la puesta en marcha de este mecanismo de financiación y que para 2017 Cataluña podría cobrar unos 3.600 millones.  “La entrada en vigor de este acuerdo es inmediata. Será el ministerio de Hacienda el encargado de velar por su cumplimiento”, ha explicado el ministro portavoz. 

Los funcionarios que están sujetos a esta obligación son “los interventores de las consejerías, los responsables económico-financieros de los organismos y entidades de la administración catalana, el director general de Presupuestos y el director general de Política Financiera, Seguros y Tesoro”.

Méndez de Vigo no quiso entrar en “las posibles sanciones” que podría acarrear para los funcionarios “negar la información o la falta de firma en alguna partida de gasto” pero hizo “una llamada a la cordura” para que “el dinero se dedique a garantizar los servicios públicos y en defensa del interés general”  y no para “un referéndum que es ilegal”.     

La exigencia del Ejecutivo central con esta “actuación preventiva”, como la denómino el portavoz del Gobierno, responde a la nueva estrategia de secretismo que se impuso la Generalitat tras  el concurso fallido para las urnas, que quedó desierto en su primera fase sin que ninguna empresa pudiera formalizar su oferta económica. Por contra, sí que se han sucedido varios actos simbólicos pero en los que no se ha firmado nada oficial, como   el compromiso por el referéndum  de los altos cargos de abril o  el acto en el TNC de hace dos semanas.

La normativa aprobada por la  Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos también es un posicionamiento paralelo a la resolución del Tribunal Constitucional que admitía a trámite la denuncia el recurso del Gobierno a los presupuestos catalanes  contra la parte de los presupuestos de la Generalitat para 2017 que incluían partidas para la convocatoria de un referéndum de independencia.

La suspensión dictada por el TC y el recurso del Gobierno afectan a la disposición adicional 40, que recoge la convocatoria de un referéndum, y a tres partidas presupuestarias que suman 5,8 millones y que hacen referencia a “procesos electorales y consultas populares” y a “procesos de participación ciudadana”.

ETIQUETAS: Iñigo Méndez de Vigo, Cataluña

¡Carguen, apunten, flash!: elementos de una imagomaquia contemporánea

El autor de ‘La quimera del Hombre Tanque’ reflexiona sobre el acontecimiento que inspira su novela, que invita a considerar el ambiguo poder de la imagen en el periodismo contemporáneo
VÍCTOR SOMBRA
images7ccms-image-000012439

Famosa imagen del hombre anónimo que se enfrentó a una columna de tanques durante las protestas de la Plaza de Tiananmén (China), en 1989. 

La quimera del Hombre Tanque propone la rescritura de uno de los iconos del siglo XX. Poco antes de cumplirse el veinticinco aniversario del desalojo de la plaza de Tiananmen, un grupo de dirigentes chinos organiza un encuentro entre el misterioso manifestante y el comandante que conducía el blindado. Rompiendo con un cuarto de siglo de censura, pretenden escenificar la ansiada reconciliación social con un simbólico abrazo que será emitido por la televisión pública, en horario de máxima audiencia.
D
Esta propuesta pretende entroncar con la imagomaquia que acompaña las tensiones políticas de fines de los ochenta y la debacle del comunismo, y en la que diversas imágenes combaten por el espacio público, al igual que lo hacen distintas interpretaciones de una misma imagen. El hombre que sale al paso del tanque es fruto de un periodo, de abril a junio de 1989, en el que una multitud de cámaras de distintos medios occidentales sigue el movimiento de las protestas masivas que sacuden la ciudad, convergiendo una y otra vez sobre Tiananmen.
K
El encuentro entre Hombre y Tanque, que conforma al Hombre Tanque, o, si se quiere, la quimera del Hombre Tanque, fue filmado por la CNN desde la azotea del Hotel Beijing para ser emitido urbi et orbe pocos días después por la misma cadena. Fotógrafos de varias agencias dispararon sus cámaras desde el mismo edificio. Las imágenes que reflejan este lance tuvieron dos lecturas básicas. La primera, propia de los medios occidentales que las pusieron en circulación, subraya que, en aquel cruce de la  Avenida de la Paz Eterna, se ventilaba la lucha de la libertad contra la tiranía colectivista; el Héroe, esto es, un hombre anónimo, insondable e irreductible, contra la Máquina, fría, ciega  e implacable del sistema socialista. Un ciudadano arriesga su vida para impedir que el Ejército tome la plaza. En Occidente la imagen aparece indisociablemente unida a esta lectura simple, hasta el punto que no hace falta comentarla. Este tipo de asociación inmediata entre una imagen y su interpretación resulta ideal para proyectar un trampantojo[1]. No hace falta decir nada, basta con no comentar o aclarar las circunstancias de la foto para que entendamos que se toma en los momentos previos al desalojo.
M
SI LA COLUMNA DE BLINDADOS SE DIRIGÍA A LA PLAZA Y LA IMAGEN HABÍA SIDO TOMADA DESDE EL HOTEL BEIJING, LOS TANQUES DEBÍAN APARECER A LA IZQUIERDA DE LA FOTOGRAFÍA Y NO POR EL LADO DERECHO, COMO EN LAS IMÁGENES QUE CONOCEMOS
M
No es fácil salir de un trampantojo bien construido. La primera vez que visité el escenario de la foto me giré varias veces en redondo. No podía ser. Si la columna de blindados se dirigía a la plaza y la imagen había sido tomada desde el Hotel Beijing, los tanques debían aparecer a la izquierda de la fotografía y no por el lado derecho, como en las imágenes que conocemos. Quizá habían sido tomadas desde la sede de un banco, situada en la acera de enfrente. Sin embargo, los testimonios eran unánimes e inequívocos: todos apuntaron sus cámaras desde los balcones del hotel. Sólo separando la imagen del contexto en que se presenta y leyendo la letra pequeña se van desenvolviendo los hechos. Es cierto que la imagen fue tomada desde el hotel Beijing, pero más de treinta horas después del desalojo de la plaza. Los tanques no están entrando, sino saliendo de Tiananmen[2]. No hay pie de foto, ni explicación. Es el viandante el que se dirige a la plaza.
M
La segunda lectura, promovida por las autoridades chinas, subraya la humanidad del Ejercito Popular de Liberación cuyo blindado esquiva una y otra vez al manifestante para preservar su integridad. Y ello pese a que éste, una y otra vez, vuelve a bloquear la trayectoria de la columna de vehículos. Tengo la impresión de que las autoridades chinas, que tan sólo emitieron una vez la grabación, se dieron cuenta de que su estrategia defensiva acabaría por mostrar la debilidad del régimen, cuyos tanques, más que por arrollar y disparar, serían conocidos por ser escalables, transitables incluso por el que camina con las bolsas de la compra, esto es, por cualquiera. Tomaron entonces la decisión de instaurar una censura audiovisual, referida no a la interpretación del suceso, sino a su imagen, como si el hecho de plantarse ante un vehículo armado, sobre todo si se hacía en una enorme avenida desierta y se mostraba al viandante de espaldas, con unas bolsas de plástico en la mano, fuera de por sí subversivo. Mientras a principios de los noventa China reemprende un espectacular desarrollo económico, la imagen del Hombre Tanque desaparece de los medios audiovisuales, impresos y de Internet, gracias a la vigilancia continua de las autoridades[3].
H
¿Qué significa en este contexto la invisibilidad del  Hombre Tanque[4]? Para Occidente lo primero que revela es la falta de libertad de expresión y del resto de libertades democráticas. Esto no es óbice para que China se haya incorporado, como uno de sus actores principales, al sistema de comercio internacional. China da a entender que asume el discurso de Occidente, pero añade algo más. Estas limitaciones a la libertad son una condición del progreso económico y la paz social. Es el precio a pagar por Occidente por una apertura económica que pone a disposición del capitalismo internacional el mayor mercado del mundo y la fábrica más poderosa para sus productos. La insuficiencia del régimen se convierte en su piedra angular, la que le permite integrarse en posición de ventaja en el concierto de las naciones. Así pues, Hombre y Tanque, después de ejecutar una coreografía en la que se revelan como espejos recíprocos, vuelven a quedar plantados, uno frente al otro. Empatados, como al principio.   
M
La invisibilidad del Hombre Tanque no lo hace menos icónico. Su ausencia del espacio público, violentada de tanto en tanto por una evocación más o menos imaginativa, como la que hace substituir al tanque por un pato de goma gigante, delimita el contorno de lo que se oculta. Aquí puede ser interesante extrapolar las palabras de Wolfgang Iser, que afirma que la novela calla lo que la constituye[5], y proponer que un régimen político oculta lo que lo sostiene. La piedra angular es también el punto débil del régimen y el lugar que alberga su capacidad de transformación.  Lo que la censura del Hombre Tanque oculta, el verdadero temor de Deng Xiaoping en 1989, no sería tanto la democracia occidental como los disturbios y la agitación asociados a las cuatro libertades del maoísmo y en particular al periodo de la Revolución Cultural. Una parte considerable del régimen apoyaba a los manifestantes contra la visión al tiempo autoritaria y mercantilista de Deng Xiaping. Lo que se quiere entonces ocultar es la posibilidad, abierta por Tiananmen, de un socialismo participativo y democrático, que habría servido como referencia para la evolución no sólo de China, sino también del resto de regímenes socialistas, que comenzaban a tambalearse a fines de los 80.
M
TVE FUE EL ÚNICO MEDIO QUE SE MANTUVO EN LA PLAZA HASTA EL FINAL, FILMANDO EL DESALOJO DESDE DENTRO, Y, AL ALBA DEL 4 DE JUNIO DE 1989, A LOS ÚLTIMOS ESTUDIANTES QUE ABANDONARON TIANANMEN CON EL PUÑO EN ALTO, CANTANDO LA INTERNACIONAL
M
No todas las imágenes invisibles forman parte del arsenal operativo de laimagomaquia. Están también las imágenes que se han echado a perder: pólvora mojada, trirremes con vías de agua. Sin ir más lejos, las nuestras, las que nosotros tomamos en Beijing en el 89. O mejor dicho, las que tomó por nosotros y con nuestros recursos la televisión pública española. Estas habrían sido un buen contrapunto a la imagen del Hombre Tanque, utilizada a menudo, como vimos, para ensalzar el individualismo. En realidad lo propio de Tiananmen fueron las multitudes, a veces de millones de manifestantes, desplegándose por la ciudad y ocupando la plaza. Había muchos estudiantes pero participaron también obreros, médicos, funcionarios, gente con bagaje e ideas diferentes, incluyendo muchos miembros del PCCh y hasta su Secretario General, Zhao Zhiyang,  que calificó las protestas de patrióticas y acabó confinado hasta su muerte.  En esos días de junio había más de 1000 periodistas trabajando en Beijing. La imagen del Hombre Tanque ha ocultado muchas otras en que una multitud avanza, se indigna, canta, discute o ríe. TVE fue el único medio que se mantuvo en la plaza hasta el final, filmando el desalojo desde dentro, y, al alba del 4 de junio de 1989, a los últimos estudiantes que abandonaron Tiananmen con el puño en alto, cantando la Internacional. Parte de ese metraje ha sido incorporado a documentales nacionales y extranjeros, pero nunca ha sido editado de forma completa. Creo que TVE, que estuvo en 1989 en Tiananmen con recursos de los contribuyentes, tiene una obligación, quizá no sólo moral, de editar  y difundir ese metraje único, devolviendo así al público un patrimonio inmaterial irremplazable[6]. Ese sería además el mejor homenaje posible al incomparable valor y profesionalismo de sus cámaras y periodistas
M

La imagomaquia se hace más virulenta en periodos de crisis como los que vivimos. La guerra contra el terror ofrece ejemplos señeros del trampantojo y de la fuerza letal de las imágenes invisibles.

Un trampantojo recurrente es el del video que graba desde un avión la diana móvil que acaba deteniéndose en un vehículo o edificio, instantes antes de que éste salte por los aires.  Se acompaña con una mensaje escueto que narra que fuerzas de X o Y alcanzan las posiciones de los yihadistas.  Sucede a menudo tras un atentado en Occidente, con lo que parece difícil contenerse para no corear las bombas con un “¡toma ya!”, o un  “¡lo tenéis merecido!” Porque todos podemos ver que son las posiciones de los yihadistas, esto es, las marcadas por la diana, y no otras partes del mapa, las que son alcanzadas por las bombas[7].  Es curioso, sin embargo, que no se nos muestren imágenes del efecto de las bombas, sino sólo de su acierto en abstracto. Porque sí, sabemos que la bomba llega a donde se quería que llegara, pero ¿cómo sabemos que no hace daño a otras personas que las que se convierte en diana? Más aún, ¿cómo sabemos que las personas que se han definido como dianas son verdaderamente los terroristas o que, por error o voluntad espuria, no se apunta a otros sujetos?  

Es cierto que antes de colocar la diana de la ley, o directamente la del plomo, sobre una persona o un grupo, políticos y pensadores comienzan a separarlos y separarnos de ellos. Para no infectarnos, dicen, y para mantenernos seguros, hay que trazar inviolables cordones sanitarios, negando el trato a quienes sean acomodaticios  o comprensivos y desdibujen así las fronteras que separan al humano de las bestias criminales. El problema es que en esta actividad preparatoria de la intervención legal o militar se dan los mismo errores antes señalados, esto es, los “daños colaterales” y los fallos de identificación[8].  

En la imagomaquia del terror algunas imágenes se hacen invisibles, no porque no se muestren, sino porque el público aparta la mirada. Vivimos conectados a un sistema de comunicación que nos permite contemplar matanzas escenificadas de seres humanos mediante la breve manipulación de un teclado. Decapitaciones, degüellos, personas quemadas vivas,  todas estas imágenes se agolpan bajo la superficie aparentemente tranquila de nuestras pantallas. Un ejemplo paradigmático lo ofrecen los videos de propaganda del ISIS, pero también valdrían las imágenes puestas en circulación por uno u otro cártel del narcotráfico. Lo que no queremos ver, al mirar a otro lado o apartar nuestras manos del teclado es, más allá de un trato que nos excluye de la familia humana, el modo en que los yihadistas consiguen hacerse visibles.  De nuevo se oculta la piedra angular. De nuevo, el punto débil es el punto ciego. En las barriadas de Manchester, Barcelona o El Cairo nadie podía verlos. Habitaban los márgenes sin empleo ni techo. Sin futuro. Alguien les hizo creer que la religión les haría perceptibles, reales, pero, tras una breve conversión, sus rezos no les dieron voz, ni sus barbas y ominosos ayunos, presencia. Se tuvieron que cubrir de la sangre de los nuestros –la de otros no vale– para hacerse por fin visibles, un poco al modo en que los fantasmas de dibujos animados toman forma cuando les cae encima un cubo de pintura.  Ahora ya son visibles, pero no queremos mirarlos. Esto les complace. Cierra el círculo de la invisibilidad, que se abrió con la indiferencia y acaba hoy con el miedo.

Lo que escondemos al apartar la mirada es el punto débil que apuntala el sistema. La muchedumbre no habita los márgenes porque sí. Despeja espacio para la vida, la de unos pocos, que se construye separándose del resto. El dinero es el filtro que la destila[9].

————————————–

Notas:

1. No es un error, ni una mentira, como no lo es la pintura que dibuja unas escaleras en la pared, pero es una ilusión vana, cuando no dañina, que nos pretende hacer creer que podemos subir por la superficie contra la que chocaremos.  

2. La estratificación de suposiciones erróneas lleva a desconfiar de cada capa de información, en un descenso inacabable de desmentidos. La distorsión producida en la opinión pública por el modo en que se presentaron estas imágenes es reconocida hasta por quienes las tomaron. Las declaraciones del corresponsal de la CNN en Beijing, Mike Chinoy, años después del suceso, son reveladoras: “Me convencí (al cabo de los años) de que mirar a China a través del cristal de Tiananmen no iluminaba sino que oscurecía la comprensión”. Eugeni Bregolat recoge esta cita en un artículo en La Vanguardia (3 de junio de 2009) y describe el papel de los medios en la crisis de 1989 como ejemplo del principio de Heisemberg. Por vez primera, gracias a la televisión por cable, se da la posibilidad de retransmitir un acontecimiento histórico de forma planetaria en  tiempo real. Y de influir decisivamente en el mismo, porque manifestantes y autoridades seguían día a día la cobertura  televisiva y buscaban las cámaras para sostener sus argumentos y ganar protagonismo.  El observador, en este caso los medios occidentales, y a través de ellos los televidentes de todo el mundo, influían en el objeto observado, las protestas multitudinarias, que se radicalizaban según crecía el convencimiento de que no habría represión delante de las cámaras.

3. Esta batalla de imágenes recuerda a las naumaquias del Imperio Romano. Los coliseos se inundaban para que las trirremes surcaran el ruedo, erizadas de gladiadores, al abordaje unas de otras. Esa superficie de agua rodeada de público no es tan diferente de las pantallas sobre las que fijamos la mirada hoy en día: televisores, teléfonos, tabletas. Como ayer, nos vemos remando en una u otra de las naves imaginarias que surcan el espacio público, jaleados o vituperados por la multitud enardecida que nos contempla y cuyo afán nos sostiene. Y de la que también formamos parte.

4. Aparte, claro está, de que la imagen invisible es siempre un arma especialmente letal, un submarino en el combate acuático o un avión furtivo en el aéreo.

5. La llamada del texto. Discurso inaugural de Iser en la Universidad de Constanza, Konstanzer Universitätsreden, núm. 28, 1969. He consultado la versión francesa, publicada por Allia en 2012 y titulada L’Appel du texte.  

6. RTVE quizá tenga también obligación de explicar un silencio de más de un cuarto de siglo en relación con lo que sucedió con las imágenes.  

7. Estas imágenes guardan un curioso parecido, hasta en el tono sepia y la textura granulada, con las de las operaciones quirúrgicas no invasivas, a veces automatizadas, en que se introduce, por un pequeño orificio del cuerpo del paciente, un bisturí y una cámara, que conjuntamente extirpan el tumor que se fijan como objetivo sin dañar los tejidos circundantes.

8.  Un ejemplo clásico queda reflejado en el artículo que tras el 11-M Muñoz Molina dedica al terrorismo vasco (Con plomo en las entrañas, El País, 12 de marzo de 2014): “Ésta es una promesa que me hago a mí mismo: no permitiré que nadie, en mi presencia, infame o ponga en duda la dignidad de los que ahora sufren, no aceptaré delante de mí más palabras embusteras o cínicas que enturbien la clara línea de separación entre los inocentes y los verdugos, no me rozaré con nadie de quien tenga la sospecha de que se ha infectado con su cercanía”.

9. Y su única imagen, a veces furtiva, otras ostentosa.

Fuente: ctxt.es/Culturas/

Miguel Blesa, el hombre que se lo debía todo a Aznar

Miguel Blesa enlazó dos pelotazos en su vida, aunque gigantescos: hacerse amigo de Aznar e ingresar millones por su desastrosa gestión de Caja Madrid. Los consejeros de Caja Madrid tenían tarjetas de crédito en ‘negro’ de hasta 50.000 euros al año

aznar-miguel-blesa-carmen-cafranga_ediima20131210_0617_31

Aznar con su puro, con Miguel Blesa y con Carmen Cafranga, presidenta de la Fundación Caja Madrid.

La oposición al cuerpo de inspectores de Hacienda es exigente, sin duda, pero es también una inversión para toda la vida. En el caso de Miguel Blesa –nacido en Linares hace 69 años–, fue algo más: su primer pelotazo. Le permitió conocer a José María Aznar durante la preparación para el examen, hacerse amigo de él y obtener años más tarde la recompensa. En términos monetarios, eso significó pasar de ganar mucho dinero a ser millonario. La Audiencia Nacional condena a cuatro años de cárcel a Rodrigo Rato y a seis a Miguel Blesa

En la década 1986-1996, se dedicó a trabajar como asesor fiscal y experto en Derecho Tributario. Su función consistía en conseguir que las empresas que le contrataban pagaran pocos impuestos. Es legal, es legítimo, pero no es precisamente lo que te da los puntos y la reputación necesarias para alcanzar uno de los grandes puestos del sistema financiero.

Sin embargo, el capitalismo español de las grandes empresas y de los grandes amigos tiene sus propias reglas, y en pocos sitios era tan fácil implantarlas como en las cajas de ahorro. El PP ganó las elecciones en marzo de 1996, y seis meses después Aznar colocó al frente de Caja Madrid a su compañero de oposiciones. Había sonado para varios cargos (Argentaria, Telefónica o Endesa), y todos se parecían en algo: empresas públicas que el Gobierno presuntamente liberal de Aznar pretendía privatizar con bicho dentro. El   bicho  era el presidente, que se quedaría en la compañía sabiendo muy bien a quién debía tanto honor y tanto sueldo.

“Aznar sólo tenía dos amigos íntimos: Juan Villalonga y Miguel Blesa”, asegura un importante dirigente del PP. Pero a diferencia de Villalonga, que voló demasiado alto en Telefónica y acabó quemándose, Blesa supo manejarse bien en el mundo de la política madrileña donde el brillo y el barro son difíciles de distinguir. El presidente de Caja Madrid se movió con la habilidad del   insider que sabe qué tiene que ofrecer a cada interlocutor en cada momento. A los suyos, lo que quisieran. A los otros –los partidos de la oposición y los sindicatos–, lo que fuera necesario para tenerlos contentos.

Y no se puede negar que el pacto con CCOO e IU que permitió su nombramiento dejó muy satisfechos a María Jesús Paredes, líder de la federación bancaria de CCOO, y a José Antonio Moral Santín, consejero en representación de IU. Ahora en IU muchos tuercen el gesto cuando oyen el nombre de Moral Santín y hace unos pocos años en CCOO se quedaron de piedra cuando   Público   reveló el inmenso patrimonio inmobiliario  de Paredes y de su marido, nada habitual entre sindicalistas liberados. Son nombres de una época oscura por la que ha habido que pagar un precio muy alto.

Nadie salía perdiendo si estaba cerca de Blesa. Los directivos de la caja, desde luego que no. Su crecimiento desaforado regó los bolsillos de los consejeros. En 2009, último año de su reinado, el Consejo de Caja Madrid cobró 12,4 millones, 4,6 veces más que cuatro años antes. El Consejo, como Bankia después, se llenó de políticos, personajes ya acabados en el partido a los que había que hacer un sitio por los servicios prestados o para que siguieran callados. Un nutrido grupo de militantes del PP vivía de los sueldos de Bankia. FAES también recibía su parte de la tarta. Blesa tenía muchas maneras de pagar su deuda con Aznar.

Y todo por conducir a la entidad financiera a la senda de la aniquilación.

Blesa puede presumir de que los últimos beneficios anuales con él al mando fueron de 360 millones de euros. Era cuando el motor estaba a punto de reventar. Suponía el 3,7% de los recursos propios, cuando en 1995 la caja había ganado el 11,5%. Pero en esa época las inversiones eran más sensatas y sostenibles.

Con Blesa, Caja Madrid   absorbió todo el crédito  que pudo de lo que ofrecían los bancos del norte de Europa. Pasó de invertir en deuda pública española e inundó de créditos hipotecarios el mercado. Justo antes del estallido de la burbuja, esas hipotecas alcanzaban los 49.000 millones de euros. Todo eso se iba financiando con el dinero que llovía desde Alemania. Se supone que a eso hay que llamarlo burbuja, pero cuando la entrega de dinero a los usuarios sólo se puede financiar con el dinero que se ingresa cada mes desde fuera, se suele utilizar el concepto de   esquema Ponzi.

Por cierto, hablando de estafas piramidales,   Bernie Madoff  acabó en prisión. Blesa acabó con una indemnización de 2,8 millones de euros tras abandonar Caja Madrid en enero de 2010 (para un total de 12,4 millones ingresados por los tres últimos años). Los dos   bancos del PP  (Caja Madrid y Bancaja) se unieron para sobrellevar el hundimiento, y eso sólo hizo que la catástrofe fuera mayor y que la nueva entidad tuviera que pedir 22.000 millones en fondos públicos.

En 2017, Blesa fue condenado por la Audiencia Nacional  a 6 años de prisión por el caso de las tarjetas black, junto al ex presidente de Bankia, exdirector gerente del FMI y exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, que recibió una condena de 4 años y 6 meses de prisión. Se encontraba en libertad a la espera de la resolución del recurso que interpuso ante el Tribunal Supremo.

NOTA:

Este perfil fue publicado el 11 de diciembre de 2013. Hoy, tras la muerte de Blesa, ha sido actualizado con la condena de la Audiencia Nacional.

ETIQUETAS: Bankia, caja madridMiguel Blesa, Los correos de Blesa

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, hallado muerto de un disparo en el pecho

El fallecimiento se ha producido por la perforación en el tórax de una bala de rifle, según la investigación, mientras estaba en una finca de caza en Córdoba. El juez ordena pasado el mediodía levantar el cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal para realizar la autopsia y determinar la causa de la muerte. PERFIL: Miguel Blesa, el hombre que se lo debía todo a Aznar

blesa-condena-basarse-pruebas-ilicitas_ediima20170427_0149_5

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa. EFE

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha fallecido este miércoles en una finca en Córdoba por un disparo con un rifle. Las primeras informaciones, según fuentes policiales consultadas por eldiario.es, indican que Blesa se preparaba para una jornada de cacería cuando se levantó durante el desayuno y dijo a sus acompañantes que iba a mover el coche. Poco después, el cadáver fue encontrado por un trabajador de la finca. La Audiencia Nacional condena a cuatro años de cárcel a Rodrigo Rato y a seis a Miguel Blesa

Las primeras informaciones apuntan a que la llamada a los servicios de emergencia que alertaba del suceso se produjo a las 7.50. Fuentes de la investigación aseguran que Blesa, que llegó a la finca en torno a las 2.00, se encontraba desayunando junto con un amigo, que es el dueño del coto de caza. Según Europa Press, en la finca estaban también un trabajador y el guarda encargado de la seguridad del complejo de caza situado en Sierra Morena, y no un grupo de amigos de Blesa como se había informado en un principio. Las causas pendientes de Miguel Blesa y Rodrigo Rato pesarán en su posible entrada en la cárcel

En un momento determinado, Blesa se ha excusado de la mesa, ha comentado que iba mover su coche que estaba aparcado en unas cocheras. Instantes después, los testigos han oído un disparo y se ha alertado de inmediato al guardés de la finca, que ha avisado a los servicios de emergencias.

Hasta el lugar, situada en el municipio cordobés de Villanueva del Rey, se han desplazado agentes de la Guardia Civil y facultativos médicos, quienes solo han podido confirmar el fallecimiento a las 8.40. Las 10 manzanas envenenadas que hicieron caer la Caja Madrid de Miguel Blesa

miguel-instituto-anatomico-forense-cordoba_ediima20170719_0388_20

El cadáver de Miguel Blesa a su llegada al Instituto Anatómico Forense de Córdoba PEDRO FUNES

El alcalde de la localidad, Pedro Barba, ha señalado que las primeras líneas de investigación apuntan a “un accidente provocado por él mismo”, en referencia a Blesa. “Parece ser que es un suicidio con su propia arma”, ha asegurado el regidor en declaraciones al programa ‘Espejo Público’, de Antena 3.

Fuentes de la investigación han insistido en que será la autoridad judicial quien determine la causa de la muerte, tras la autopsia del cuerpo. El juez encargado de la investigación ha ordenado el levantamiento del cadáver del exbanquero y ya ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Córdoba, para practicarle la autopsia y establecer oficialmente la causa de la muerte.

Aunque no se descartan otras hipótesis hasta que se practique esta autopsia, las primeras conclusiones de la inspección ocular de los agentes de la Guardia Civil y de la autoridad judicial apuntan a un suicidio.

finca-cordobesa-muerto-miguel-blesa_ediima20170719_0261_4

La finca cordobesa en la que ha muerto Miguel Blesa CARMEN REINA

La finca se llama Puerto del Toro y, aunque no era propiedad de Blesa, el expresidente de Caja Madrid solía frecuentarla habitualmente. Fue un trabajador del recinto, de 1.600 hectáreas y situada en Sierra Morena, el que alertó a los Servicios de Emergencias 112 de que una persona se encontraba tendida en el suelo con un disparo.

La Guardia Civil está tomando declaración a las personas que estaban con Miguel Blesa en el momento de su muerte. Según fuentes municipales, la finca es propiedad de una sociedad liderada por unos asesores financieros a los que unía una antigua relación con el expresidente de Caja Madrid.

Tarjetas ‘black’: Condenado y esperando al Supremo

Blesa, que iba a cumplir 70 años el próximo 8 de agosto, fue condenado a seis años de cárcel por la Audiencia Nacional por el caso de las tarjetas black. El juicio supuso una condena además para su sucesor al frente de la entidad, Rodrigo Rato, y otros 63 consejeros.

La sentencia relata cómo Miguel Blesa, que presidió Caja Madrid entre 1996 y 2009, recibió dos tarjetas de crédito, una de empresa para gastos de representación, y otra también corporativa que se atribuyó a sí mismo, “al margen de sus retribuciones convenidas contractualmente, para dedicarla a atenciones netamente personales, en detrimento, con el uso que le dio del caudal de Caja Madrid”. Y él, como presidente, “propició” que a los miembros del Consejo de Administración y a los integrantes de la Comisión de Control, se les facilitase una tarjeta Visa de empresa contra la que disponer sin justificación del gasto, “viabilizando así una percepción dineraria que acrecentaba a la dieta, no obstante constarle que la única autorizada contra el patrimonio de Caja Madrid lo constituía ésta última”.

Esta  sentencia había sido recurrida tanto por Rato como por Blesa, quien tenía otros casos pendientes de juicio, como el de  los sobresueldos de Caja Madrid o la pieza separada del caso Bankia referida a la venta de preferentes de la entidad financiera madrileña.

ETIQUETAS: Miguel Blesa, Caja Madrid, Bankia, tarjetas black

Jaume Satorra

Jaume Satorra

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla. (Mahatma Gandhi)

Servicios verificados

Ver perfil completo →

Categorías

Archivos

TRADUCTOR GOOGLE

Estadísticas del blog

  • 2,015 visitas

CAMINANT CAP L’INDÈPENDENCIA

Follow L'esquella de la torratxa on WordPress.com

Sígueme en Twitter

Mi Comunidad

julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
A %d blogueros les gusta esto: