L'esquella de la torratxa

Inicio » Zona-Critica » Crisis. Episodio 4. La batalla judicial

Crisis. Episodio 4. La batalla judicial

La crisis española empezó siendo económica, luego social, a continuación política, y este año nos tendrá pendientes de los tribunales.

catala-tribunal-resolvera-prisiones-noos_ediima20170221_0202_4

Ya que este 2017 llega a nuestras pantallas el Episodio 4 de la saga “Crisis”, subtitulado “La batalla judicial”, es buen momento para recordar los anteriores episodios de la exitosa saga.

Crisis. Episodio 1. El ataque de los mercados: terremoto global financiero, grandes bancos en caída libre, el euro amenazado, países rescatados, mercados al ataque, la burbuja española revienta. La primera entrega de la serie estaba protagonizada por los economistas. Suyas eran las páginas de opinión, donde día sí y día también nos explicaban las causas de la crisis, sus efectos, sus soluciones. Suyas eran las tertulias televisivas, donde usaban la pizarra para ilustrarnos de forma sencilla qué eran una subprime o un test de estrés, cómo funcionaba una subasta de deuda… Seguíamos la prima de riesgo al minuto, y los informativos conectaban en directo con la Bolsa madrileña, donde el reportero a pie de parqué contaba la última hora del Ibex. Aunque reinaban los expertos neoliberales, algunos economistas heterodoxos conseguían abrirse paso.

Crisis. Episodio 2. Arde la calle: la crisis financiera aterriza cual misil sobre la “economía real”, y se vuelve crisis social. El reportero dejaba la Bolsa para conectar en directo desde la cola del paro, donde nos daba el dato mensual de desempleo. Desigualdad, recortes, desahucios, pobreza (a los que sumar interminables casos de corrupción) calentaban la calle: huelgas generales, 15M, mareas de colores, stop desahucios, escraches, marchas de la dignidad desde las que conectaba en directo el telediario los días que no había dato de paro. Los economistas reculaban un poco en tertulias y artículos, dejando hueco para sociólogos que avisaban de desplazamientos subterráneos en la opinión pública, intentaban entender el 15M y alertaban de un estallido social si no cambiaba el rumbo.

Crisis. Episodio 3. La política contraataca: la crisis se vuelve política. Las conexiones televisivas en directo ahora se hacían en mítines (seis campañas electorales en dos años) y desde el Congreso. En las tertulias y secciones de opinión se hacían fuertes los politólogos, empeñados en explicar el fenómeno Podemos, el hundimiento del bipartidismo, las posibilidades de Ciudadanos, la pelea del PSOE, los fallos de las encuestas. Aprendimos a leer sondeos (cada dos días uno nuevo) e hicimos incontables porras de escaños. Votamos una y otra vez, vivimos noches electorales intensas, nos aprendimos los nombres de decenas de diputados y jugamos al “pactómetro”.

En 2017 llega a nuestras pantallas Crisis. Episodio 4. La batalla judicial. Nos espera un año lleno de citas en los juzgados: Nóos, Black, Gürtel, Bárcenas, Palau, Pretoria, el 9N catalán, EREs andaluces, aparte de tuiteros y raperos. Todo lo investigado en años anteriores llega ahora al momento culminante, juicio y sentencia. De modo que los expertos en Derecho ya meten codos para ocupar la silla de experto en tertulias y artículos. Los espectadores hablamos con familiaridad de vistillas, medidas cautelares, recursos de casación; nos sabemos de carrerilla la lista habitual de delitos (cohecho, prevaricación, malversación…) y hacemos porra con los años de cárcel que caerán a los condenados. Las televisiones tienen una unidad móvil fija en la Audiencia Nacional.

De los desahucios (que sigue habiendo) ya solo hablamos cuando hay una sentencia europea. Y hasta el conflicto catalán ( spin-off de la serie “Crisis”) intenta resolverse por vía judicial. El año en que toda la atención (y todas las tensiones) se trasladan a los juzgados. Normal que el Gobierno maniobre para controlar las fiscalías, sabedor de que este año se juega en los tribunales.

¿Terminará la serie Crisis con este episodio? ¿Habrá una nueva entrega, con una crisis constitucional, o territorial, o…? ¿Quizás un último capítulo donde todas las crisis colisionen en un final apoteósico? Permanezcan en sus butacas.

Fuente: eldiario.es/zonacritica/crisis-judicial

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jaume Satorra

Jaume Satorra

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla. (Mahatma Gandhi)

Ver perfil completo →

Traductor de Google

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: