L'esquella de la torratxa

Inicio » PSOE » Posiblemente el último discurso del 28F de Susana Díaz

Posiblemente el último discurso del 28F de Susana Díaz

La presidenta de Andalucía preside este martes, por cuarto año consecutivo, la efemérides, días antes de hacer lo propio con un acto de partido y a pocas semanas de confirmar si opta a la secretaría general del PSOE. Sus socios de investidura, C’s, están convencidos de que habrá adelanto electoral por su marcha y ya han empezado a exigirle que deje cumplidos los acuerdos entre ambos. Nuevamente abundará en el papel protagonista que quiere para la comunidad autonóma en los retos de calado que debe emprender el país con las reformas constitucional y del modelo de financiación.

susana-diaz_ediima20170223_0304_20

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, preside este martes, por cuarto año consecutivo, el acto institucional del Día de Andalucía, en el que podría ser su último discurso en el cargo y después de haber protagonizado, en el marco de esta efemérides, visitas a Castilla la Mancha -el sábado- y a la Comunidad Valenciana -el domingo- a lo que se suma la celebración de partido  el próximo 4 de marzo en Sevilla.

Es habitual que la presidenta, como sus predecesores, visite las casas de andaluces en otros territorios por estas fechas, igual que cada año se convoca el acto de partido, pero esta vez todos sus movimientos son observados con lupa por el convencimiento casi generalizado de que en las próximas semanas anunciará su candidatura a la secretaría general del PSOE. Sin decirlo, ya lanzó una última pista en el mitin no exento de críticas que le preparó el alcalde de Vigo, Abel Caballero, en Madrid, hace un par de semanas: Tengo ganas, tengo ilusión y me encanta ganar”.

Hay también alguna excepcionalidad este año, porque no ha incluido una visita a Cataluña como ha hecho los tres anteriores, mientras que a la Comunidad de Madrid, otra parada obligada por estas fechas, ha ido el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios porque Susana Díaz ya estuvo el pasado 11 de febrero. Ella se ha reservado, por un lado,  la inauguración de la Casa de Andalucía de Azuqueca (Guadalajara), en la que estuvo junto con el presidente de Castilla la Mancha, su amigo Emiliano García-Page, quien se ha deshecho en elogios hacia ella durante el encuentro. Y por otro, la celebración del Día de Andalucía del partido en Mislata, organizado por la Federación de Entidades Culturales Andaluzas de la Comunidad Valenciana. Ha sido el pasado domingo y la ha acompañado otro de sus aliados en la carrera a Ferraz, el secretario general Ximo Puig. 

Se trata en los dos casos de actos que el Gobierno de Andalucía ha enmarcado en su agenda institucional, es decir, como presidenta, si bien la frontera se diluye en plena precampaña de las primarias de los socialistas mientras su oposición intenta rentabilizarlo en su contra censurando que hace uso del 28F para sus intereses personales. Podemos ha anunciado incluso que no estará la entrega de las distinciones este martes. 

En cualquier caso, el acto institucional por excelencia es el de este martes en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, donde pronunciará un discurso marcado nuevamente por la reivindicación de un papel protagonista para Andalucía en los grandes retos que tiene el país por delante, como son la reforma constitucional y del modelo de financiación, habituales reclamaciones en estas intervenciones, y que este año se completa con el matiz de incidir en la necesidad de una armonización fiscal. 

Objetivo: ganar tiempo para un relevo tranquilo

De este modo, pese a que el empeño de Susana Díaz es seguir en la presidencia de la Junta de Andalucía incluso aunque ganara las primarias del PSOE, y en este sentido sus fieles han abonado el terreno insistiendo en la compatibilidad entre las dos funciones, es menos probable que lo prolongue por mucho tiempo, si acaso hasta finales de 2017 para montar un relevo tranquilo en la presidencia y en la secretaría general de la federación. Por eso podría ser su último discurso del 28F. No obstante, hay quien especula  -y sus propios socios de investidura de C’s ya han advertido de ello y se han puesto a exigirle que cumpla compromisos- con que haya un adelanto electoral para el segundo semestre de 2018.

En ese caso, pese a que no se presentara a las elecciones autonómicas, sí le tocaría el próximo discurso del 28F como andaluza aspirante a La Moncloa, pero sería poco probable que la presidenta aguantara hasta el final abocando a su sucesor -entre los  mejores posicionados están Manuel Jiménez Barrios y el consejero de Turismo y Deportes Francisco Javier Fernández- a una campaña sin haber comenzado a entrenarse en la atalaya de la Junta de Andalucía, como hizo con ella José Antonio Griñán y con éste Manuel Chaves.

En este contexto, tampoco ha pasado desapercibida este año la selección de los reconocimiento que también se otorgan este martes. La polémica ha llegado porque se le ha otorgado una de las medallas a Antonio Caño, director de El País, en cuyo consejo editorial figura Alfredo Pérez Rubalcaba y es un diario al que se le presume un peso clave en la caída de Pedro Sánchez y en el proceso de primarias del PSOE y que, además, cerró su edición de Andalucía con los correspondientes despidos de periodistas.

En cualquier caso, el acto de partido propiamente dicho, según insisten desde el PSOE-A, será el 4 de marzo en Sevilla. También por primera vez desde que Susana Díaz se convirtió en presidenta, se hace después del 28F en lugar de antes como es tradición. Esto hizo desatar las especulaciones en torno a que sería el día en que anunciaría su candidatura y no quería celebrar el 28F habiendo dicho ya que sus aspiraciones estaban más allá de Andalucía. Sin embargo,  ella misma se apresuró en acallar estos rumores: “No le saquen más punta al lápiz”. 

En este sentido, lo que baraja su entorno es que termine de deshojar la margarita tras el Comité Federal del PSOE que convoque las primarias y el congreso, que previsiblemente será el 1 de abril, y después de otro en marzo en el que se cerraría el acuerdo para las relaciones con el PSC y las reglas de juego para que “el partido hermano” participe en el proceso.

De momento, el 4 de marzo es para un acto de partido en el que serán invitados incluso presidentes de otras comunidades autónomas, con lo que Susana Díaz espera verse arropada por los barones que en las últimas semanas han disimulado su entusiasmo hacia ella y mantienen un perfil bajo a la hora de opinar sobre el proceso para rebajar la tensión, máxime cuando oficialmente sólo hay dos aspirantes anunciados: Pedro Sánchez y Patxi López.

Lo que es poco probable es que estén sus dos predecesores en el cargo, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Con este último almorzaba la presidenta en un restaurante del casco antiguo de Sevilla el pasado jueves tras haber comparecido en la sesión de control en el Parlamento de Andalucía, y probablemente algún consejo le pudo dar de cómo se prepara una sucesión.

ETIQUETAS: Andalucía,Susana Díaz, 28 de febrero

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jaume Satorra

Jaume Satorra

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla. (Mahatma Gandhi)

Ver perfil completo →

Traductor de Google

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: