L'esquella de la torratxa

Inicio » Internacional » La falta de visibilidad impide trabajar a los medios aéreos en el incendio de Portugal

La falta de visibilidad impide trabajar a los medios aéreos en el incendio de Portugal

Las llamas han matado a 62 personas y las autoridades temen que la cifra sea mayor. La cifra de heridos aumenta a 135. Se ha descartado que el fuego sea intencionado, apuntando como causa del incendio el impacto de un rayo en un árbol. España ha movilizado seis aviones, 200 militares y 25 bomberos. VÍDEOS | La devastación causada por el incendio, a vista de dron

carretera-portuguesa-mayor-incendio-recuerda_ediima20170618_0339_20

Una carretera portuguesa tras el mayor incendio que se recuerda en el país EFE

La falta de visibilidad está impidiendo a los medios aéreos actuar en las labores de extinción del incendio registrado en el centro de Portugal que ha causado ya 62 muertos, según los servicios de Protección Civil lusos. 24 víctimas han sido ya identificadas. Las autoridades han elevado asimismo la cifra de heridos de 62 a 135.

El fuego, iniciado durante la tarde del sábado, se concentran en el término municipal de Pedrógão Grande, situado en el distrito de Leiria, una zona del centro del país, caracterizada por aldeas pequeñas y dispersas, y enormes llanuras por las que atraviesan varias carreteras nacionales. También están afectados los distritos de Castelo Branco y Coimbra.

En la zona abrasada por las llamas, advirtió, existen numerosas alquerías en lugares muy abruptos por los que ha pasado el incendio y a las que aún no han llegado los medios terrestres para ver si hay víctimas.

“Los medios aéreos -entre ellos los internacionales- no tienen condiciones de seguridad para entrar en las zonas, no tienen visibilidad”, ha declarado a los periodistas el comandante de operaciones de los servicios de Protección Civil lusos, Elíseo Oliveira, que ha reconocido que hay varios focos activos en puntos de difícil acceso.

Las autoridades reconocen que esas cifras podrían elevarse a medida que los equipos de extinción y rescate lleguen a todo el territorio afectado por el fuego. 

El alcalde de la localidad lusa de Ansião, Rui Rocha, una de las afectadas por el incendio, alertó de que será necesario “un trabajo muy grande” para recorrer todas las aldeas afectadas, pues no se ha llegado a todas.

En la zona abrasada por las llamas, advirtió, existen numerosas alquerías en lugares muy abruptos por los que ha pasado el incendio y a las que aún no han llegado los medios terrestres para ver si hay víctimas.

Ante la falta de visibilidad para los medios aéreos, la lucha contra las llamas se centra ahora en los medios terrestres, que implican a más de 2.000 efectivos -100 de ellos españoles- en el centro de Portugal.

Dificultades para avanzar 

Según Oliveira, los trabajos de extinción continúan desarrollándose “de forma favorable” en términos generales,  aunque ha reconocido que resulta “difícil” avanzar por la diversidad de los numerosos focos activos.

“Hay muchas y diversas líneas de fuego con características diferentes”, ha explicado el comandante, quien apuntó que llevará tiempo controlar estos fuegos, así como entrar en varias aldeas a las que actualmente es imposible acceder porque no se dan “las condiciones de seguridad”.

También continúan siendo preocupantes las condiciones meteorológicas, que “pueden alterarse” en el centro de Portugal, donde se prevén para hoy altas temperaturas y vientos entre moderados y fuertes que pueden complicar las labores de extinción.

Por el momento solo permanece cortada al tráfico una carretera nacional, la 236, en tanto que el resto de la circulación en la zona se realiza sin restricciones.

30 personas muertas en sus vehículos

Las vías, rodeadas de vegetación, han sido el epicentro de una tragedia “como no se recuerda” en el país, dijo el primer ministro portugués, António Costa, desde el puesto de control que las autoridades han instalado en Pedrógrão Grande para seguir las novedades.

Los servicios de rescate localizaban este domingo el centro de la tragedia en una carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, donde treinta personas murieron en sus vehículos.

Había entre ellas “familias enteras”, según ha dicho en una de sus declaraciones a la prensa el secretario de Estado de Administración Interna del Gobierno luso, João Gomes, que describe un “escenario horrible” en el que decenas de personas se vieron atrapadas en una carretera rodeada por las llamas.

Otras 17 personas han perecido en los márgenes de las vías, en tanto que 10 más fallecieron en el “entorno rural” que rodea a estas carreteras. Entre los heridos, cuatro se encuentran en estado grave, y se tiene constancia de la destrucción de varias viviendas cercanas.

La causa, el impacto de un rayo contra un árbol

El propio Gomes reconoció en las primeras horas que el fuego se propagó de una forma “que no tiene explicación”, aunque la Policía Judicial (PJ) ha descartado cualquier intencionalidad y ha apuntado al impacto de un rayo contra un árbol como la causa más probable del incendio.

Los fuertes vientos que soplaron este sábado, unidos a temperaturas superiores a los 40 grados, fueron los causantes de la rápida propagación, algo que se ha repetido en las últimas horas y ha complicado las labores de extinción.

Al mismo tiempo, se continúa el trabajo de búsqueda e identificación de posibles víctimas “aldea por aldea”, algo complejo por el avance de las llamas y que podría llevar varias horas.

Llamamiento a la unidad del presidente de la República

En  Portugal, donde son frecuentes los incendios durante el verano, el suceso ha tenido un inmenso impacto entre la población, que no entiende cómo las llamas han podido alcanzar semejante envergadura.

Su presidente , Marcelo Rebelo de Sousa, ha hecho un llamamiento a la unidad de todos los portugueses, a la solidaridad y a “proseguir el combate en curso” contra el devastador incendio.

“Concentremos ahora nuestra voluntad en lo esencial, proseguir el combate en curso”, dijo el presidente en un mensaje televisado dirigido a la nación. “Nuestro dolor en este momento no tiene medida, como no tiene medida nuestra solidaridad”, añadió, tras transmitir su “ilimitada gratitud” e “incondicional apoyo” a los numerosos bomberos, efectivos de protección civil, policías y autoridades que trabajan para frenar el avance de las llamas y dar respuesta a las necesidades de los afectados.

La ayuda de España

En total, en suelo luso, según ha informado el Ministerio del Interior, España ha movilizado seis aviones, 200 militares y 25 bomberos.

A la zona devastada por el fuego se han trasladado hasta el momento cuatro aviones apagafuegos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente (MAPAMA), cada uno de ellos con 5.500 litros de capacidad, así como dos aviones Air Tractor de carga en tierra y de 3.100 litros, aportados por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

Asimismo, se ha trasladado un módulo terrestre de extinción y tres autobombas ligeras y tres pesadas, así como un vehículo de mando con 25 bomberos de la Comunidad de Madrid.

También se ha desplazado a   Portugal  un módulo terrestre de la Unidad Militar de Emergencia (UME) con 200 militares españoles, han indicado las mismas fuentes.

ETIQUETAS: incendio, incendio en Portugal

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jaume Satorra

Jaume Satorra

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla. (Mahatma Gandhi)

Ver perfil completo →

Traductor de Google

A %d blogueros les gusta esto: