L'esquella de la torratxa

Inicio » Memoria-Historica » Estos son los medios de comunicación franquistas que sobreviven en España

Estos son los medios de comunicación franquistas que sobreviven en España

La Memoria Histórica o los huesos de Franco son los temas que hacen explotar a cabeceras como Alerta Digital, Diario YA o Arriba. Estos medios dejan perlas como la del presentador que se vende como el Donald Trump español, posa con banderas fascistas y “hereda” el tricornio de Tejero. En sus espacios caben elogios a exministros de la dictadura o animar a los ‘rojos’ a “levantar con los cuernos la losa” de Franco en el Valle de los Caídos. FUNDACIÓN FRANCO Replica a Izquierda Unida y En Marea: “Franco fue la antítesis de Hitler”

homenaje-franquista-ratonera-alerta-digital_ediima20170524_0648_5

Homenaje a la bandera franquista en el programa ‘La Ratonera’ de Alerta Digital.

De Alerta Digital o los restos del Diario YA a sucedáneos falangistas como Arriba. Son los medios nostálgicos del franquismo en España que encuentran su catarsis informativa con los huesos de Franco y el Valle de los Caídos, con la Memoria Histórica o el sepelio del exministro Utrera Molina. CARNE CRUDA Cara al sol y de espaldas a la memoria

Alerta Digital abre el listado de los noticieros ultra. Su estrella es el director del grupo de comunicación, Armando Robles, que “hereda” el tricornio con el que Tejero asaltó el Congreso y está conectado con la extrema derecha. Robles presenta el programa La Ratonera, donde realiza  homenajes a Franco, el 20N o la bandera franquista y especiales con la hija del dictador, Carmen Franco Polo, para conmemorar el golpe de Estado. Se vende además como  el político más parecido a Donald Trump en España a través de su partido Soluciona-Trump.

En otro escalón está Arriba. Era el órgano oficial del partido único del franquismo, FET y de las JONS, fundado por José Antonio Primo de Rivera. El semanario tradicional continúa, a su modo, haciendo bandera y casi portavocía de la familia Utrera, con sus  hijos “falangistas” y el homenaje de su yerno, el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón.

En  Radio YA tiene hueco el relato equidistante, cuando no para hacer apología, sobre el régimen franquista. Quedan ejemplos como los programas que conduce el director de la emisora, Javier García Isac, caso de ’40 años’ o ‘Cita con la Historia’, donde en colaboración con historiadores revisionistas como  Pío Moa trata lugares comunes del franquismo sociológico como lo que denominan  el fraude electoral de las elecciones de febrero de 1936.

En la misma rama empresarial aparece Diario YA, germen del espejo radiofónico, y que se define como “heredero de la cabecera histórica –fundada por el cardenal Herrera Oria en 1935–, con la misma línea editorial tradicional en defensa de España y el humanismo cristiano”. Sin embargo, en sus páginas digitales pueden leerse  críticas al hispanista Paul Preston y entrevistas al historiador que justifica el golpe de Franco  Stanley Payne. Piezas mezcladas con la satisfacción de  que Franco siga en el Valle de los Caídos y  loas al exministro franquista José Utrera Molina.

cabecera-programa-anos-radio_ediima20170524_0651_5

Cabecera del programa ’40 años’ de Radio YA.

Como modelo de financiación tienen el Club de Amigos del DiarioYa. Buscan el apoyo del “socio benefactor” y, con este fin, no dudan en publicitar la campaña en redes sociales etiquetando a partidos ultraderechistas como Falange Española y España2000.

“Levantar con los cuernos la losa” de Franco

Un programa alemán celebrando la invasión de Polonia para ensalzar la figura de Adolf Hitler y la memoria de la Alemania nazi. Una imagen difícil que ocurra. Situaciones análogas sitúan a Intereconomía TV en territorio resbaladizo.

En otro nivel a las anteriores teles, radios y periódicos franquistas, ejerce una crítica habitual a la ley de Memoria Histórica y es capaz de emitir una  serie especial “con motivo del 80 aniversario del Alzamiento Nacional del 18 de julio de 1936”.  Y hacerlo  junto a la Fundación Nacional Francisco Franco.

Al hilo de la petición en el Congreso de  sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, la emisora Radio Intereconomía ha legado otro momento cumbre. Una “monumental bronca”, como la definieron, entre el presentador del espacio, el periodista y  declarado “falangista” Eduardo García Serrano, y el poeta Aarón García Peña.

“Que vayan y alguno con los cuernos levante la losa”, aguijoneaba el periodista sobre una idea, exhumar los restos del dictador, auspiciada por una “caterva de botarates que infecta el Congreso de los Diputados”, según su análisis. El poeta protestó, clamó contra los crímenes del franquismo y acabó recibiendo insultos y expulsado del programa.

Uno de los hitos televisados lo dejó el actual portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, cuando  soltó en una tertulia el célebre “algunos se han acordado de su padre, parece ser, cuando había subvenciones para encontrarle”. Ocurrió en 13TV, cadena de la que es accionista mayoritaria la Conferencia Episcopal. Las  víctimas del franquismo denunciaron al político popular, que  nunca pidió perdón por su reiterado mensaje.

Siguiendo con el Grupo Intereconomía, presidido por el periodista y exdiputado del PP Julio Ariza, el área de negocio abarca una presencia diversificada en las ondas, en internet y en publicaciones como La Gaceta. Un periódico que recurrió a un artículo de 1983 para vincular el independentismo catalán con  el régimen nazi. Hitler y Mussolini acabaron aliándose con Franco por sus dudas sobre la “fidelidad catalana”, decían en el reportaje.

El conservador  Libertad Digital es otro de los que tiene una marcada  línea editorial contra la “infame” ley de Memoria Histórica, que tacha de ejercicio de “sectarismo guerracivilista”.

“Hoy parece que nadie es fascista”

“Sí, hay periódicos y webs fascistas”, resume el catedrático de Estructura de la Información de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, Ramón Reig. “Hoy parece que nadie es fascista”, explica, y muchos de estos medios sobreviven bajo el disfraz de los “populismos” que señalan por igual “a la extrema derecha y a la izquierda de inspiración marxista”.

A unos cientos de metros de la escuela de Periodismo, otra escena subraya la teoría. “Aquí parece que lo único que hay al fondo a la derecha es el baño”, postula una mujer como metáfora política del país. Su interlocutor asiente y arrastra un vermú. Da un sorbo. Atisban el ramalazo contemporáneo del fascismo desde tribunas generacionales distintas y un mismo diagnóstico. “Muchos no salen de la cueva, pero ahí están, cada vez más”.

Son esas cabeceras en las que se escribe con la tinta del nacionalismo y la ultraderecha, venden una versión dulcificada del franquismo y televisan el auge de la xenofobia y la mundialización del odio. Ejercen la comunicación desde el extremo. Agazapados en una teórica pluralidad mediática para informar ‘cara al sol’.

ETIQUETAS: Memoria Históricafranquismo, medios de comunicación, fachas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jaume Satorra

Jaume Satorra

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla. (Mahatma Gandhi)

Ver perfil completo →

A %d blogueros les gusta esto: