Puigdemont logra formar un Govern para el referéndum 18 meses después de llegar a la Generalitat

El referéndum sin acuerdo con el Estado, un plan que no contemplaba Puigdemont al inicio de legislatura, se lleva a cuatro consellers del Govern en diez días. Puigdemont y el PDECat pactan los cambios, a diferencia del cese de Baiget, con el objetivo de que las tentaciones de frenar el ‘procés’ que alguien pueda mantener en el partido no alcancen al Govern. Puigdemont y Junqueras escenifican en público la vuelta a la entente entre el PDECat y ERC tras meses de reproches.  Puigdemont releva a tres consellers del PDECat para encarar sin fisuras el referéndum

puigdemont-consellers-salientes-prometer-constitucion_ediima20170714_0738_4

Foto de familia del nuevo Govern de Puigdemont EFE

“Tenemos pendiente conseguir una mayoría también en las urnas”. Así se expresaba el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una entrevista con eldiario.es en marzo de 2016. El president, dos meses después de ser investido, venía a reconocer que los resultados de las elecciones del 27-S no permitían declarar la independencia pese a la mayoría parlamentaria de JxSí y la CUP. Rajoy: “En Cataluña se purga a los dudosos triunfando el radicalismo”

Puigdemont solo ha podido encontrar  en la doble crisis de Govern acometida este mes de julio la manera de formar un Ejecutivo dispuesto a ir hasta el final con el referéndum, un objetivo que no figuraba en ninguna hoja de ruta al inicio de la legislatura. Turull, Forn y Ponsatí: estos son los nuevos consellers del Govern de Puigdemont

Los consellers entraron en enero de 2016 en un Govern con el  objetivo inverosímil de proclamar la independencia en 18 meses, que se cumplen, precisamente, este julio. Sin embargo, se encontraron con un cambio de planes en septiembre del año pasado: Puigdemont, para superar la cuestión de confianza, accedió a la propuesta de la CUP  de celebrar un referéndum con o sin permiso del Estado. No todos los consellers estaban preparados para ello, pero siguieron en el cargo.

Una vez ha llegado la hora de la verdad, bien por no querer asumir la respuesta del Estado en forma de eventual pérdida de patrimonio personal, bien por discrepancias sobre la estrategia hacia el 1-O, no siguen en el Govern los consellers Jordi Baiget, Neus Munté, Jordi Jané, Meritxell Ruiz y el secretario Joan Vidal de Ciurana, todos ellos del PDECat. Junqueras y Romeva asumirán la compra de urnas para el referéndum

Sus sustitutos son Lluís Puig en Cultura, Jordi Turull en Presidencia y la portavocía, Joaquim Forn en Interior, Clara Ponsatí en Enseñanza y Víctor Cullell en la secretaría. Todo en áreas clave para el referéndum: desde la apertura de las escuelas e institutos públicos que sean colegios electorales el 1-O a la dirección de los Mossos d’Esquadra, pasando por la comunicación interna y externa del Ejecutivo.

“Un paso al lado tras cumplir un ciclo”, ha dicho sobre sus exconsellers el president, que ha querido remarcar que las bajas de este viernes no son un cese, como el de Baiget. En esta crisis de Govern, Puigdemont ha recibido el apoyo cerrado del PDECat, a diferencia de la brecha entre partido y president que provocó la destitución fulminante del conseller de Empresa.

Con la marcha de cinco de sus nueve miembros del Govern en diez días, el PDECat pretende huir definitivamente de la sombra autonomista que le persigue desde que este diario revelara que la sala de máquinas del partido contemplaba presentar un candidato no independentista a las elecciones. Ahora, tras la remodelación del Ejecutivo, las tentaciones de frenar la marcha hacia el referéndum que alguien pueda mantener en el partido no deberían alcanzar al Govern.

No obstante, los cambios han afectado solo a consellers neoconvergentes. Además, tras la crisis el Ejecutivo ha perdido un carné del PDECat, ya que Clara Ponsatí es independiente. La coordinadora del PDECat, Marta Pascal, ha tirado de clásicos y ha dicho que nadie puede “dar lecciones sobre determinación con el 1-O” a su partido. Ha recordado asimismo que los miembros de su partido condenados por el 9-N, Artur Mas, Irene Rigau y Francesc Homs, ya han pagado “el precio por la cobardía del Estado”.

¿Tregua entre ERC y el PDECat?

Además de la lectura en clave de referéndum y en la situación interna del PDECat, los cambios en el Ejecutivo –que, por cierto, ha agravado su déficit de paridad tras la remodelación, con diez hombres por solo cuatro mujeres– también tienen que explicarse en base a la batalla soterrada que mantienen el PDECat y ERC por el liderazgo independentista.

Tras meses de reproches y acusaciones mutuas de no querer correr riesgos con el referéndum, la situación llegó al límite este mes de julio. La consellera de Governació, Meritxell Borràs (PDECat), no inició la compra directa de urnas tras el fracaso del primer concurso. Esta situación llevó a Junqueras y al conseller de Exteriors, Raül Romeva, a  dar un paso al frente y asumir la compra de urnas a cambio de pedir un Govern capaz de ir hasta el final.

El tiempo apremia y este mismo martes, en la que será la primera reunión del nuevo  Govern, Junqueras y Romeva asumirán las competencias de Borràs (que, pese a todo, se ha quedado en el Ejecutivo) para adquirir las urnas. La compra se formalizará con algún tipo de actuación colegiada del Govern. Consultadas sobre qué implica a nivel penal una firma colegiada en la compra de urnas, fuentes jurídicas apuntan que la participación de alguien en una decisión que no depende de él sería un “acto neutral impune”.

Pesarán todavía sobre el referéndum  grandes interrogantes como el censo, el envío de las tarjetas censales a la población o el sistema informático para contar los votos. El encargado de resolverlas será el órgano de coordinación del referéndum que Puigdemont y Junqueras han anunciado este viernes. Además de president y vicepresident,  lo formarán el secretario general de Economía, Josep Maria Jové, y el nuevo secretario del Govern, Víctor Cullell.

“Algunos pensaban que Puigdemont estaba ahí para calentar la silla y que no ejercería de president”, comenta una fuente conocedora de los entresijos de la Generalitat. La cuestión ahora es si el Govern y Puigdemont logran poner toda la carne en el asador y que el prometido referéndum no se quede enbutifarrada.

ETIQUETAS: Carles Puigdemont,

Marta Rovira denuncia ante la jueza del caso Forcadell una “persecución” del Constitucional al independentismo

“Será la doctrina internacional quien decidirá si Catalunya ha ejercido correctamente o no el derecho a la autodeterminación”, asegura la secretaria general de ERC. A la causa le espera una nueva desfilada de políticos como testigos antes que la magistrada pueda decidir si deja a Carme Forcadell a un paso del juicio. El TJSC rechaza por tercera vez archivar el caso Forcadell en base a la inviolabilidad parlamentaria

junqueras-inmejorable-acuerdo-cup-cdc_ediima20151026_0195_18

Marta Rovira sostiene su teléfono para hacerse un ‘selfie’ con Forcadell, Junqueras y Romeva en el ParlamentEFE / ARCHIVO

El caso Forcadell ha entrado en una fase letárgica a la espera de que la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) Maria Eugènia Alegret decida si deja a un paso del juicio a la presidenta del Parlament. Esto no pasará hasta que terminen de declarar todos los testigos, en su mayoría políticos profesionales que están de acuerdo en los hechos pero, según vengan propuestos por la Fiscalía o las defensas, discrepan sobre su interpretación jurídica. C’s y PSC sostienen ante la jueza que Forcadell tenía que parar la votación por la que está imputada

Este lunes el turno ha sido para la portavoz de JxSí en el Parlament, Marta Rovira, que ha defendido que la autorización de votaciones simbólicas sobre el referéndum y el  proceso constituyente por parte de los imputados entra dentro de las funciones habituales de la Mesa del Parlament y está amparada por la inviolabilidad parlamentaria, por lo que no merece castigo penal.

En este sentido, Rovira ha denunciado ante la magistrada la “persecución” que, a su juicio, sufre el independentismo por parte del Tribunal Constitucional, lo que ha provocado un rifirrafe dialéctico entre la magistrada y la dirigente de ERC, según han informado fuentes jurídicas. La declaración de Rovira ha durado casi una hora sin más sobresaltos.

Al contrario que Rovira y en línea con la Fiscalía,  los representantes de Ciutadans, PSC PP que ya han acudido a testificar al TSJC creen que Forcadell y los otros miembros de la Mesa imputados por desobediencia y prevaricación –Lluís Corominas, Anna Simó y Ramona Barrufet de JxSí y Joan Josep Nuet de CSQP– desoyeron abiertamente el Constitucional y también el reglamento de la Cámara, extremo que niegan las defensas.

Rovira se ha quejado ante la jueza de la situación “inédita” a que el TC somete a la cámara catalana al dictar resoluciones preventivas y advirtiendo de lo que pueden y no pueden hacer los diputados, ha indicado, lo que provoca que los diputados independentistas se sientan “perseguidos y coaccionados” por el Constitucional y supone una “injerencia” en la separación de poderes.

La magistrada ha respondido preguntando a Rovira si creía que el reglamento del Parlament está por encima de las resoluciones del TC, a lo que Rovira ha contestado apelando a los derechos fundamentales, la doctrina internacional y al derecho a la autodeterminación de los pueblos. “Será la doctrina internacional quien decidirá si Catalunya ha ejercido correctamente o no el derecho a la autodeterminación”, ha ahondado Rovira a la salida del TSJC en declaraciones a la prensa.

Y ahora, Turull y los expresidents del Parlament

Si alguien creía que el desfile de políticos actuando como testigos ante el TSJC se terminaría pronto estaba equivocado. La defensa de Lluís Corominas y Ramona Barrufet, ambos del PDeCAT, ha pedido al TSJC que cite como testigos al nuevo conseller de Presidència y expresidente del grupo parlamentario de JxSí, Jordi Turull, y a los tres últimos expresidentes del Parlament: Núria de Gispert, Ernest Benach y Joan Rigol.

La defensa quiere que Turull testifique por ser el impulsor de las propuestas de resolución sobre el referéndum independentista que motivaron la querella de la Fiscalía sobre Forcadell, mientras que con la presencia de los expresidentes se busca responder los antecedentes de la Mesa en el control y tramitación de resoluciones parlamentarias que la Fiscalía incluye en su acusación.

Sobre este último punto, Rovira ha recordado que, antes de llevarlas al pleno, las conclusiones sobre el proceso constituyente ya estaban aprobadas por la comisión de estudio que las debatió, y, que al igual que en otras conclusiones de estudio como la de la balas de goma, su debate y votación en el pleno de la Cámara fue “un acto de solemnidad política”.

Por otro lado, no se descarta que Corominas –que este lunes, tras el paso de Turull al Govern, ha sido nombrado presidente del grupo de JxSí y ha sido sustituido en la Mesa por el neoconvergente Lluís Guinó– pida de nuevo a Alegret acudir a declarar como imputado tras su breve comparecencia del pasado mes de junio. Hay caso Forcadell para rato.

ETIQUETAS: Marta Rovira, caso forcadell, Carme Forcadell, proceso soberanista, independencia de Catalunyatribunales, tsjc

El director de los Mossos d’Esquadra dimite a dos meses y medio del referéndum

El adiós de Albert Batlle se daba por hecho después de que el flamante conseller de Interior, Joaquim Forn, no garantizara su continuidad en el cargo. Batlle ha formado parte de varias administraciones socialistas y siempre ha defendido que los Mossos d’Esquadra deben ser políticamente neutrales. Puigdemont logra formar un Govern para el referéndum 18 meses después de llegar a la Generalitat

albert-director-general-policia-comissio_ediima20161123_0633_4

Albert Batlle en una imagen de archivo en la comisión de Interior ©SANDRA LÁZARO

Tras la crisis de consellers del viernes, este lunes ha empezado la crisis de sottogoverno. Y lo ha hecho con una baja importante: Albert Batlle, el director de los Mossos d’Esquadra, ha dimitido de su cargo, ha avanzado la agencia Efe y han confirmado fuentes oficiales de la conselleria de Interior a este diario. Joaquim Forn asume el control de los Mossos d’Esquadra tras pilotar la Guardia Urbana en el gobierno de Trias

Batlle es un exalto cargo del tripartito que ha pasado tanto por administraciones socialistas como convergentes, pero que nunca se ha destacado por su independentismo. Siempre ha defendido que los Mossos d’Esquadra deben ser políticamente neutrales e imparciales y que la policía catalana debe cumplir y hacer cumplir la ley. De hecho, siete días antes del 9-N de 2014 Batlle remitió un escrito a todos los agentes del cuerpo en el que les recordaba su obligación de “actuar con neutralidad política e imparcialidad”, incluso cuando estuvieran fuera de servicio.

Muestra de que Batlle estaba disconforme con el rumbo hacia el referéndum cogido por el Govern es que él mismo ha dimitido del cargo. No ha sido, por lo tanto, un cese, como fue el del conseller Baiget, ni tampoco un “paso al lado”, expresión con la que Puigdemont edulcoró el abandono del Govern de tres consellers del PDECat por su negativa a ir hasta el final con el referéndum.

Batlle accedió al cargo el 10 de junio de 2014 en sustitución de Manel Prat. En un mensaje que ha enviado a todos los agentes de los Mossos anunciando su dimisión, Batlle se ha mostrado convencido de que “en los actuales momentos de la vida del país”, la policía catalana “seguirá perseverando” en su “misión de defensa de la seguridad y del bienestar” de los ciudadanos.

El adiós de Batlle se daba por hecho después de que el flamante conseller de Interior, Joaquim Forn, asegurara tras tomar posesión del cargo: “Estoy hablando con todo el mundo, también con el señor Batlle, con quien me vi ayer, y no puedo garantizarle ni una cosa ni la otra”.

De esta forma, el rechazo a la estrategia de Puigdemont y Junqueras de ir hasta el final con el 1-O se ha llevado en menos de una semana a los dos principales cargos políticos de la policía catalana. El conseller de Interior, Jordi Jané, fue uno de les tres consellers del PDECat que abandonó el Govern el pasado viernes. Está previsto que su sustituto, Forn, nombre al sucesor de Batlle este mismo lunes.

ETIQUETAS: proceso soberanistaindependencia de Catalunya, mossos d’esquadra, albert batllereferendum, 1-O

Referéndum del 1-O: ¿fin de la historia o nuevas anticipadas en clave plebiscitaria?


Puigdemont: Junqueras ya tenía el encargo del referéndum desde septiembre

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, junto al vicepresidente Oriol Junqueras en una imagen de archivo. EFE

En el conflicto que hoy ha abierto en Catalunya el referéndum del 1-O son pocos los que niegan la legitimidad del derecho a decidir, entendido como la máxima expresión del autogobierno y vinculado siempre a un incuestionable principio democrático. Ciertamente, el derecho a decidir no está recogido como tal en ninguna norma jurídica (a diferencia del derecho de autodeterminación) más allá de lo que puede leerse en la STC 42/2014 sobre la Declaración de Soberanía del Pueblo de Catalunya, que lo define como una aspiración política a la que solo puede llegarse mediante un proceso ajustado a la legalidad constitucional. También es cierto que desde el punto de vista del Derecho Internacional, Catalunya, al no ser un pueblo políticamente soberano (dado que su autodeterminación no es ajena a la del pueblo español), no puede decidir unilateralmente rompiendo la integridad del Estado (desconexión) salvo mediante un acuerdo bilateral. Y aunque la casuística es amplia, y las interpretaciones pueden ser variadas, no parece que el caso del referéndum del 1-O pueda equipararse, sin más, a los casos de Québec, Escocia o Kosovo, por citar los más emblemáticos.

Con todo, no hay ninguna duda de que el derecho a decidir es una reivindicación legítima que si no puede ejercerse con garantías es porque en España el Gobierno central lleva décadas cortocircuitándolo, tanto en Catalunya como en el País Vasco.

a) La negación del conflicto o de su legitimidad obviando que el modelo central cuestionado puede padecer, como es el caso, de un grave déficit de legitimidad democrática.

b) La visión dogmática, rígida y cerrada del reparto vigente de soberanías, de la distribución de las competencias y el poder político y social, a fin de intensificar procesos recentralizadores claramente antidemocráticos.

c) La afirmación de la (falsa) “neutralidad identitaria” del Estado sin considerar que cualquier sistema de estructuración política, incluido el español, es, en buena parte, identitario.

A estas estériles estrategias, que han ocasionado situaciones de ingobernabilidad como la que se vive hoy en Catalunya, se ha unido, indubitado, nuestro Tribunal Constitucional, que se ha pronunciado en varias ocasiones sobre la cuestión. En 2008, sobre la consulta vasca (STC 103/2008), y en 2015, al examinar la consulta no referendaria catalana (STC 31/2015), para afirmar, por supuesto, que el referéndum consultivo es competencia exclusiva del Estado y que los intentos de configurar instrumentos de consulta alternativos son inconstitucionales. Sentencias a las que hay que sumar la STC 31/2010 que impuso a Catalunya la voluntad unilateral del Estado y que, como dice Pérez Royo, materialmente, destruyó las garantías en las que descansaba la constitución territorial del 78, porque sin pacto político y sin referéndum no hay constitución territorial.

Lo cierto es que Gobiernos como los del Partido Popular, depositarios de las esencias más autoritarias y de las interpretaciones más regresivas de los acuerdos surgidos de la Transición, han visto en estas decisiones una oportunidad para externalizar el conflicto y no sufrir el desgaste electoral que, lógicamente, le supone el continuo sabotaje al que someten a ciertos territorios en este país. Y lo ha hecho al punto de otorgarle al Tribunal una capacidad ejecutiva ad hoc orientada exclusivamente a limitar las aspiraciones soberanistas en Catalunya, resistida por tres votos particulares, y completamente inédita en el derecho comparado. Como señala el Síndic de Greuges de Catalunya en su último informe, resulta escandaloso que el Tribunal Constitucional pueda someter a control jurisdiccional resoluciones parlamentarias de carácter estrictamente político, pero ahí está.

De manera que el referéndum del 1-O es legítimo en una Catalunya a la que se le ha impuesto un Estatuto contra su voluntad, a la que se le ha negado la soberanía política al amparo de una legalidad cuestionable, y a la que se ha reprimido, por vías más que dudosas, sus aspiraciones soberanistas y democráticas, recurriendo incluso a la posible suspensión de su autonomía (art. 155) o al delirante estado de excepción (art. 116).

Sin embargo, lamentablemente, creo que también puede dudarse del modo en el que Junts pel Sí ha conducido y liderado una reivindicación que surgió masivamente en las calles hace ya ocho años y que ha alcanzado altísimos índices de apoyo. La hoja de ruta con la que ganó las catalanas de septiembre 2015 recibió un espaldarazo ambivalente y desde sus inicios vino lastrada por una cierta debilidad democrática, dado que solo el 47.8% de los votantes que acudieron a las urnas apoyaron las opciones independentistas. Y hoy esa hoja de ruta parece haber colapsado: no se ha iniciado ningún proceso constituyente; la ley de transitoriedad jurídica que tenía que haber dado lugar a un marco legal que amparase la unilateralidad no se ha saldado con una DUI (declaración unilateral de independencia) sino con un referéndum; y lo que tenemos frente a nosotros es una nueva consulta presentada como un punto final épico de proyección histórica, pero que en realidad acabará abriendo la puerta a otras elecciones anticipadas en clave plebiscitaria.

A todo esto se une que la declaración del Parlament que ha servido para convocar el referéndum del 1-O, con una cámara dividida en dos, ha inferiorizado el espacio de colaboración plural que se abrió con el  Pacte Nacional pel Dret a Decidir y el Pacte Nacional pel Referéndum, y ha acabado generando un clima de confrontación que se solventa a base de planteamientos simplificadores, binarios y maniqueos, y acudiendo a continuos testeos de autenticidad soberanista. Una confrontación que se traduce en una degradación simplista del rico ecosistema político y de la esfera pública politizada que han podido disfrutar los catalanes en estos últimos años.

La presión del “ahora o nunca”, “conmigo o contra mí”, o la idea de que la alternativa a no hacer este referéndum es no hacerlo en absoluto, está lastrando el necesario diálogo que debería entablarse entre las distintas fuerzas políticas y no parece que esta sea la mejor manera de alcanzar los objetivos deseados. Es más, en este contexto de radicalidad democrática, los tics autoritarios solo sirven para afirmar lo que niegan, y el ansia y la desesperación acaban por reforzar una imagen de performatividad que no resulta nada conveniente.

En esta situación, tampoco ayuda, desde luego, todas las incertidumbres que el propio Govern no ha sabido despejar dado que no se ha llegado a ningún tipo de acuerdo o propuesta sobre cómo evaluar, una vez se produzcan, los índices de participación; la interpretación de resultados o el eventual carácter vinculante que tales resultados pudieran tener; no hay prácticamente nada firmado ni sobre la convocatoria ni sobre la compra de urnas; y no se sabe qué harán los Mossos ante una posible orden en contrario. Por eso no se entienden las airadas descalificaciones de las que ha sido objeto el Ayuntamiento de Barcelona, cuando frente a una exigencia de compromiso anticipado y sin fisuras con la desobediencia institucional, ha pedido tiempo y ha llamado a la calma.

En fin, está claro que el crecimiento del independentismo y el de las posiciones soberanistas es uno de los retos más potentes que tiene frente a sí la Vieja España, y es posible que esta convocatoria relance de nuevo la movilización social más allá de la divisoria independencia sí/no, forzando la celebración de un referéndum con todas las garantías. Pero la verdad es que ahora, a la vista del modo en que se están conduciendo las cosas, nada parece indicar que el legítimo referéndum del 1-O vaya a representar ni la victoria final, ni el fin de la historia.

 

Roban en casa del nuevo jefe de Anticorrupción mientras tomaba posesión

Los ladrones se llevaron de casa de Alejandro Luzón una importante colección de relojes y otros objetos de valor, pero no documentación. Los intrusos accedieron a la casa a media mañana y sin forzar la cerradura porque la empleada del hogar no había echado la llave. Fue el propio Luzón quien se encontró la casa revuelta al regresar de su primer día como jefe de la Fiscalía AnticorrupciónEl nombramiento de Alejandro Luzón confirma la derrota del PP en su intento de controlar Anticorrupción

luzon-posesion-anticorrupcion-amadrinado-madrigal_ediima20170712_0506_4

Luzón toma posesión como jefe de Anticorrupción amadrinado por Madrigal EFE

La Policía investiga un robo en el domicilio del fiscal Alejandro Luzón, ocurrido el pasado miércoles por la mañana, en momentos próximos a su toma de posesión como nuevo jefe de Anticorrupción. Los ladrones se llevaron una colección de 18 relojes, algunos de un importante valor, joyas y alrededor de 900 euros en metálico, informaron a eldiario.es fuentes policiales.

Los intrusos no tuvieron que forzar la cerradura. La empleada del hogar fue la última en abandonar la casa, en el barrio de Chamberí, sobre las 12:15 de la mañana. La mujer no echó la llave. Fue el propio Luzón quien se encontró la casa revuelta cuando regresó por la tarde al domicilio.

Las fuentes consultadas aseguran que los ladrones no se llevaron documentación. El fiscal Luzón denunció los hechos en la comisaría del distrito y agentes de la Policía Científica se personaron en el lugar para practicar una inspección ocular.

A la hora que se cometió el robo, Alejandro Luzón se disponía o ya estaba tomando posesión en el Tribunal Supremo como nuevo fiscal jefe de Anticorrupción en presencia de los principales representantes de la cúpula judicial, incluido el fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

Luzón llega al puesto después de que su antecesor, Manuel Moix, apenas aguantara tres meses en el cargo. Moix dimitió tras conocerse que era propietario, junto a sus hermanos, de una sociedad radicada en Panamá que tenía como único activo un chalet de lujo, heredado de los padres, a las afueras de Madrid. Su corto mandato estuvo protagonizado por continuas polémicas y enfrentamientos con sus subordinados por el empuje en investigaciones contra la corrupción.

Luzón es un fiscal de dilatada carrera. Su padre, José María Luzón, también fue un destacado fiscal y de él heredó la afición por coleccionar relojes de época. Alejandro Luzón estuvo destinado en la Fiscalía Anticorrupción desde su creación en los noventa. En los últimos años fue ascendido a la Secretaría General Técnica de la Fiscalía General del Estado. Entre los casos más destacados en los que ha participado figuran Gescartera, Roldán, Tabacalera y más recientemente el caso Bankia y su pieza separada de las tarjetas ‘black’.  

ETIQUETAS: Alejandro LuzónFiscalía Anticorrupción, Manuel Moix, José Manuel Maza

 

Cuando el PP usó el nombre de Miguel Ángel Blanco para financiarse con la Gürtel

La fundación Miguel Ángel Blanco acabó siendo parte de la trama del PP para financiar irregularmente sus campañas electorales, según la Policía. 

busqueda-miguel-angel-blanco-encontrarlo_ediima20170710_0200_19

El asesinato de Miguel Ángel Blanco, del que se cumplen ahora 20 años,  supuso una gran movilización ciudadana y política que se recuerda como un antes y un después en la unión social contra el terrorismo.

En su recuerdo se puso nombre a una fundación que, años después, ha acabado siendo investigada. Según la Policía, el PP utilizó la Escuela Miguel Ángel Blanco para facturar de manera fraudulenta gastos de campañas electorales dentro del entramado de la Gürtel. Dentro de las investigaciones que se han llevado a cabo sobre la financiación irregular de las campañas del PP en Madrid, la Policía concluye que sus responsables utilizaron la fundación en honor al concejal asesinado para facturar campañas electorales.

Como informaron en su momento medios como  El Plural o La Sexta, el Partido Popular pagó actos políticos a través de esta fundación con el mismo método que con otras como FAES o Fundescam, haciendo pasar estas cantidades por gastos de la fundación en lugar de abonarlo desde el propio PP. La Policía calcula que en total se falsearon diferentes pagos a diferentes entidades por el precio de 600.000 euros en cinco años y concluye que esta era una práctica habitual en el PP.

En un ejemplo registrado por la UDEF en 2014 y relatado en Vozpopuli, actos de la Escuela Miguel Ángel Blanco fueron facturados a la Fundación Popular Iberoamericana, que abonó 10.860.725 pesetas por el concepto de “Seminario sobre el papel de los partidos Políticos en Perú”.

Un ejemplo más conocido de estas operaciones es el caso del congreso que aupó a Esperanza Aguirre como presidenta regional del PP en 2004. La fundación Fundescam, relacionada con el PP, fue la encargada de pagar a Correa, en vez de el Partido Popular. Correa cobró al Instituto de Formación Política por el acto de presentación de Suárez Illana como candidato a Castilla La Mancha en el año 2002.

Según la cadena, la empresa de Don Vito Special Events organizó decenas de actos y congresos del PP por un total de 600.000 euros. Los pagos deberían haberse facturado a nombre del partido, pero sistemáticamente se cargaron a fundaciones sin ánimo de lucro afines al PP, como el Instituto Miguel Ángel Blanco,

FUNDESCAM y FAES.

Fuente: eldiario.es/politica/Policia-PP-Miguel-Angel-Blanco

Estilos de vida saludable

logo_ministerio

El tabaco de liar es más natural, menos perjudicial; se fuma menos y es más fácil dejarlo.

Todo esto es falso. Aunque lo líes tú, contiene la misma o mayor cantidad de sustancias tóxicas que los cigarrillos tradicionales. Algunos estudios han encontrado mayores niveles de monóxido de carbono espirado en los fumadores de tabaco de liar, esto posiblemente está relacionado con la frecuencia e intensidad de las caladas. Por ello, aunque el número de cigarrillos al día pueda cambiar, no parece haber diferencias importantes en los patrones de consumo y adicción respecto a los cigarrillos convencionales. Además, si bien los fumadores de tabaco de liar tienen la percepción de que podrían dejar de fumar fácilmente, se ha observado menor intención de abandono y número de intentos en este grupo que en los fumadores de cigarrillos convencionales.

Falsos Mitos

El Estado también se enriquece con los impuestos.

El tabaco está sujeto a impuestos especiales que son un porcentaje importante de su precio. Esto es recaudado por Hacienda y luego se utiliza por los distintos ministerios. Pero, en cualquier caso, lo recaudado no es suficiente para cubrir todos los costes directos del tabaco (atención sanitaria de las enfermedades atribuibles al tabaquismo), sin contar además con los gastos indirectos (laborables, limpieza, incendios, etc.) que asume en parte también el sector privado.

¿Si es tan malo por qué no se prohíbe?

Aunque no lo parezca, esta puede ser una pregunta maliciosa y ha sido utilizada en muchas ocasiones para evitar las políticas de regulación contra el tabaquismo. Con toda la información que tenemos ahora, no se podría introducir en el mercado un producto nuevo con estas características. Sin embargo, dada la situación actual y, tras años de investigación en políticas de prevención, se ha concluido que el consumo no desaparecería aunque se prohibiera. Además, se favorecerían las actividades ilícitas y es poco probable que sea un planteamiento posible y realista a corto plazo en la mayoría de los países.

Más daño produce la contaminación.

La contaminación ambiental ha demostrado ser un riesgo de gran importancia para la salud de la población. Sin embargo, dicho riesgo no es tan elevado como en el caso del tabaco, no olvidemos que es la primera causa de muerte evitable; por ejemplo, un fumador tiene 20 veces más probabilidades de desarrollar cáncer que un no fumador.

El tabaco es sólo un hábito, no es una droga.

El tabaco cumple todas las características de droga, ya que provoca adicción física y psicológica, y su retirada produce síndrome de abstinencia.

Fumar me relaja.

Fumar no relaja, estresa: la nicotina es un estimulante. La falta de nicotina genera ansiedad a los fumadores, que sólo se calma momentáneamente cuando fumas. Al dejar de fumar, eliminarás esa ansiedad, tu vida será equilibrada y no tendrás que depender de las pausas para fumar; serás más libre.

Fumar me ayuda a controlar el peso.

Fumar es una adicción que implica un enorme riesgo para la salud, por lo tanto, es todo lo contrario de ayudar o controlar nada. Lo que sí ayuda a controlar el peso, y sentirnos mejor, es una alimentación saludable y la actividad física regular. Puede que si dejas de fumar, al principio tengas más apetito y ganes algún kilo, para evitarlo te servirán una dieta equilibrada, elegir opciones saludables (frutas, vegetales y alimentos bajos en calorías) y aumentar tu actividad física regular. Incluso si aumentas un poco (3 o 4 kg), intenta no preocuparte, ya los perderás, dejando de fumar haces lo mejor por tu salud, tu aspecto y calidad de vida.

De algo hay que morir.

Todos moriremos algún día, pero fumar no sólo reduce los años de vida, provocando la muerte de hasta la mitad de sus consumidores, también empeora en gran medida su calidad de vida, asociándose a numerosas enfermedades y discapacidad. ¡No solo se trata de dar más años a la vida sino también de dar más vida a los años.

Fumo porque quiero, porque me gusta.

Muchos fumadores coinciden en que el proceso de empezar a fumar no consiste en una decisión en sí misma, sino en una serie de circunstancias. También es habitual el recuerdo desagradable de las primeras experiencias con el tabaco. La sensación placentera se relaciona directamente con la adicción y los efectos de la nicotina a nivel cerebral. Muchos fumadores afirman que la mayoría de los cigarrillos que fuman al día ya no producen esa sensación. Por lo que, tras dejar de fumar y pasar el periodo de abstinencia, desaparecerá la dependencia y existen muchos placeres de la vida esperándo. 

Yo no tengo fuerza de voluntad para dejarlo.

En realidad, la fuerza de voluntad no es algo que se tiene o no se tiene, como el pelo o un determinado color de ojos. Seguro que recuerdas esa vez que te esforzaste mucho para conseguir algo. La fuerza de voluntad se puede trabajar si existe motivación para dejar de fumar. Además, es cierto que la decisión de dejar de fumar la debes tomar tú, pero una vez decidido el éxito no sólo depende de tu voluntad, hay herramientas y personas que te pueden ayudar.

Yo fumo poco, no dependo del tabaco, puedo dejarlo cuando quiera.

No existe ningún nivel de seguridad respecto al consumo de tabaco, cualquier cantidad puede ser nociva. El tabaco necesita tiempo para hacer daño, pero el hecho de que no notes nada no significa que no te ponga en riesgo. Puede que hayas notado algún síntoma como dolor de cabeza, la sequedad de la boca, el ahogo al subir las escaleras, la tos por las mañanas, el mal aliento, los dientes amarillos, esos catarros que te duran tanto tiempo … De manera similar ocurre con la dependencia, aparte de la percepción que tenga el fumador, el tabaco le afecta y genera dependencia física y psicológica. Si puedes dejarlo cuando quieras, no lo dudes, el mejor momento es ahora. ¡Los beneficios comienzan en cuanto lo dejas!

Ya lo he intentado otras veces.

Si lo has intentado otras veces, debes saber que tienes más posibilidades de lograr el éxito en esta ocasión. Hay fumadores que necesitan más de un intento para consolidar la conducta de no fumar. Es útil analizar las causas que provocaron que volvieras a fumar. Si te fumaste un cigarrillo en una fiesta pensando que por uno no pasa nada (exceso de autoconfianza) o creías que podías controlarlo y fumar cuanto quisieras (falsa sensación de autocontrol) o si fue porque tuviste un disgusto y acabaste fumando (relación con emociones negativas). Ahora sabes más que en los intentos anteriores. Sabes que es mejor no tener tabaco cerca. Sabes que no te interesa fumar alguna calada, porque te puede producir muchas más ganas de fumar. Sabes que tampoco fumar soluciona los problemas o dificultades que aparezcan en un determinado momento, sabes que no es un consumo controlable. Sabes que, aunque la nicotina engancha, dejar de fumar es posible, que tú eres capaz de hacerlo y que la decisión depende de ti. ¡Ahora será mucho más fácil. 

Ya es tarde para dejarlo, el daño ya está hecho.

Nunca es tarde… Dejarlo es la mejor decisión que puedes tomar por tu salud a cualquier edad. Las investigaciones han demostrado que, tengas 18 u 80 años, y por mucho que lleves fumando, puedes disfrutar de beneficios, comienzan en cuanto lo dejas, el mejor momento es ahora.

  • Te sentirás más saludable pero también tendrás mejor aspecto y olerás mejor.
  • Mejorarás tu calidad de vida, tendrás más energía y estarás más activo.
  • Se reducirá el riesgo de enfermedades relacionadas con el tabaquismo y las complicaciones si tienes alguna, como las infecciones respiratorias, la tos, etc.
  • Cualquier medicación que tomes será más efectiva, háblalo con tu médico.
  • Ahorrarás.

Yo no fumo tabaco, sólo fumo porros.

Puede ser, pero depende de qué contienen esos porros. El cannabis (hachís, marihuana, aceite,…) muchas veces se mezcla con tabaco y, por lo tanto, se consumen dos drogas con distintos efectos y consecuencias, potenciándose la adicción a la nicotina junto con el tetrahidrocannabinol (componente del cannabis).

Además de la exposición a los conocidos riesgos del tabaco, también el consumo de cannabis, mezclado o sólo, implica importantes riesgos para la salud: genera tolerancia y cada vez es necesaria mayor dosis, afecta al aparato respiratorio (bronquitis, laringitis, asma), al balance hormonal y a la reproducción, también se asocia a trastornos psicológicos y psiquiátricos, etc

Otros falsos mitos

Jaume Satorra

Jaume Satorra

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla. (Mahatma Gandhi)

Servicios verificados

Ver perfil completo →

Categorías

Archivos

TRADUCTOR GOOGLE

Estadísticas del blog

  • 1,992 visitas

CAMINANT CAP L’INDÈPENDENCIA

Follow L'esquella de la torratxa on WordPress.com

Sígueme en Twitter

Mi Comunidad

julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
A %d blogueros les gusta esto: